Inhuman a adolescente víctima de ataque de soldados beliceños

Julio Alvarado, de 13 años, quien murió baleado por soldados beliceños el miércoles último en la zona de adyacencia con Belice, fue sepultado este sábado luego de un cortejo fúnebre que fue acompañado de vecinos de la comunidad San José, Las Flores de Chiquibul, Melchor de Mencos, Petén.

Por Rigoberto Escobar / Melchor de Mencos

Soldados llevan féretro del niño Julio Alvarado, cuyos restos son inhumados en el cementerio de Melchor de Mencos, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Soldados llevan féretro del niño Julio Alvarado, cuyos restos son inhumados en el cementerio de Melchor de Mencos, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

La cancillería guatemalteca señaló el viernes último que la autopsia determinó que el adolescente recibió ocho balazos, cuatro de ellos por la espalda, hechos con un fusil de alto poder de uso exclusivo de las fuerzas armadas. Añadió que desde 1999 han muerto otros nueve guatemaltecos a manos de fuerzas beliceñas.

Al sepelio, efectuado en el cementerio de la referida comunidad, también asistieron efectivos del Ejército de Guatemala.

El padre de la víctima, Carlos Alvarado, de 48 años, y un hermano, 11, que resultaron heridos en el ataque, ya fueron dados de alta y se recuperan, según fuentes oficiales.

Primer acercamiento

Guatemala y Belice acordaron el viernes en Nueva York trabajar para bajar la tensión que originó el ataque de soldados beliceños contra civiles guatemaltecos el miércoles último que dejó un menor muerto y dos heridos.

El canciller guatemalteco Carlos Raúl Morales declaró que el gobernante Jimmy Morales dejó en claro al primer ministro beliceño Dean Barrow que Guatemala está "cansada" de los abusos contra la población civil guatemalteca y exigió que cesen estos ataques.

Según el funcionario, Barrow se comprometió a efectuar una investigación con apertura a la participación de agencias estadounidenses y de la OEA.

"El presidente Morales reiteró que Guatemala desea vivir en paz, pero con esas actitudes se daña las relaciones bilaterales y se violan los derechos humanos de 35 comunidades de la Zona de Adyacencia", dijo el canciller.

Tensiones

Aquel incidente provocó que Guatemala aumentara su presencia militar un día después en la Zona de Adyacencia, en calidad de prevención, donde la tropa beliceña ya se había hecho presente.

Belice alegó que abrió fuego por autodefensa, versión que lamentó y rechazó Guatemala. El presidente Jimmy Morales cuestionó al vecino país qué amenaza representaba un campesino que sembraba pepitoria.  El embajador guatemalteco Manuel Roldán opinó que las relaciones entre ambos países están golpeadas y afirmó que es Belice el que agrede en este conflicto.

Barillas fue llamado a consultas a Guatemala, una figura diplomática que evidencia el malestar de nuestro país hacia Belice, mas no representa un rompimiento de relaciones.

Aparte, un campesino guatemalteco entrevistado por Prensa Libre, contó que los soldados beliceños acostumbran ingresar a propiedades de civiles en suelo guatemalteco y, en suelo beliceño, son hostiles con nuestros compatriotas.

Pide apoyo

El gobernante se reunió este sábado en EE.UU. con el secretario general de la Organización de Estados Americanos  (OEA) , Luis Almagro, y el secretario de la Corte Interamericana de Derechos Humanos  (CIDH) , Emilio Álvarez Icaza, para pedirles que investiguen la muerte de Alvarado.

El canciller Morales indicó que el objetivo de estos encuentros es pedir una “investigación imparcial”  y “rápida”  para procesar a los responsables de la muerte del adolescente.