Política

Centroamérica choca por situación migratoria de cubanos

Guatemala se unió a Nicaragua y Belice en un bloque que dijo no a la petición de Costa Rica de formar un puente que permita que 5 mil 989 cubanos que están en su territorio puedan buscar el sueño americano, lo cual ameritó que San José anunciara su salida de las instancias políticas del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Por Irving Escobar, con información de Acan EFE

San José pidió sin éxito el apoyo de tres países para ayudar a casi 6 mil cubanos. (Foto Prensa Libre: AP)
San José pidió sin éxito el apoyo de tres países para ayudar a casi 6 mil cubanos. (Foto Prensa Libre: AP)

El tema se trató ayer viernes en la reunión del Sica en El Salvador, pero no hubo eco a la solicitud de Costa Rica.

El mandatario Luis Guillermo Solís explicó anoche en rueda de prensa que la propuesta planteada para darle una solución a la crisis era “lúcida, valiente y realista”, y que de haberse acogido habría resuelto el problema de manera integral, ya que Centroamérica no es responsable de la situación.

“Tres países impiden una solución viable, realista, clara, que puede asumirse y resolver un problema que afecta de una de las partes. Costa Rica no puede participar en esas condiciones en un Sistema de Integración (SICA) que ignora la solidaridad”, dijo el mandatario.

Pese a la negativa recibida Costa Rica continuará gestionando soluciones para esta crisis, dijo el mandatario.

“Insistiremos” , expresó Solís, y añadió que el próximo 14 de enero asumirá la presidencia de Guatemala Jimmy Morales, quien, dijo, puede tener una opinión diferente sobre el paso de los cubanos que el presidente Alejandro Maldonado, quien asistió a la cumbre.

El canciller costarricense, Manuel González, manifestó que la suspensión de la participación política en el SICA no afecta los compromisos de comercio ni  económicos, sino solamente la parte de la actividad política y participación de Costa Rica en los foros.

Hoy sábado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala emitió un comunicado de seis puntos que expone el país entiende la situación migratoria por ser territorio de origen, destino y tránsito de migrantes, pero resalta que la condición de los cubanos varados en Costa Rica no es de carácter humanitario "porque estas personas no son refugiados políticos, no han sido afectados por una guerra, ni por desastres naturales".

Asimismo, continúa, "cree que migrar es un derecho humano, pero que las características de la migración cubana son de carácter económico y/o por razones de integración familiar, al igual que la guatemalteca a los Estados Unidos de América. Por lo anterior, Guatemala no cree que deban hacerse diferenciaciones de la migración cubana y la de los países del Triángulo Norte; no acepta que, mientras a sus migrantes se les deporta a Guatemala, que en el presente año suman más de 102 mil a la migración cubana se le deporte al norte y no a su país de origen o al de procedencia".

El comunicado continúa con que en la frontera nuestra con México se alojan ciudadanos del continente, Asia y de África que intentan llegar a Estados Unidos, por lo que el país no puede sumar otro número importante de migrantes cubanos a los que ya hay.

"Guatemala cree que la solidaridad es en doble vía, eso significa que si bien Guatemala entiende y comprende los problemas que esta situación le está generando a Costa Rica y desea colaborar con ese país, ellos también deben comprender los problemas políticos, económicos y sociales que el traslado de estos migrantes le generarán a Nicaragua y a Belice, quienes tienen la misma posición respecto al tema".

En el punto sexto, Guatemala lamenta el retiro de la delegación de Costa Rica del ámbito político del SICA y espera que su gobierno comprenda "que no se trata de trasladar un problema de un país a otro, sino de darle una solución efectiva y definitiva".

Giro

Anoche, el canciller costarricense Manuel González expresó que a partir de hoy el país deportará a los cubanos que ingresen a su territorio de forma ilegal. “No podemos seguir recibiendo inmigrantes indefinidamente, tenemos que suspender de inmediato la lista. Por favor no lleguen a Costa Rica, no queremos deportarlos, no vengan porque no pueden pasar”.

Golpe a la integración

“Para el sistema de la integración, es lamentable la decisión política que asumió ayer Costa Rica” , dijo el analista Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep).

“Costa Rica ha sido un país que no ha sido un ferviente creyente del proceso de integración de Centroamérica, desde hace muchos años, y la crisis, y la falta de un diálogo político más constructivo para buscar una solución a la crisis de migrantes me parece que facilitó o terminó de desencadenar”  la decisión, opinión Hidalgo.

En este proceso, agregó, ha influido el hecho de que no se haya buscado una “negociación en bloque” , en la que se incluyeran también como actores a México y a Cuba, además de a lo países de Centroamérica, para lograr una solución “pronta y segura”  para los miles de cubanos varados en Costa Rica.

Por su parte, el canciller guatemalteco Carlos Raúl Morales indicó que su país “es respetuoso”  de las decisiones “soberanas”  de Costa Rica y mostró su esperanza, y la de todo el Estado guatemalteco, de que “esta situación se normalice lo antes posible”.