Política

Ciclo escolar comienza con carencias y retos

La mala infraestructura y el déficit de establecimientos oficiales siguen en el 2016.

Por Geldi Muñoz Palala

Las malas condiciones en muchas escuelas complican el regreso a clase para miles de niños. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Las malas condiciones en muchas escuelas complican el regreso a clase para miles de niños. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

El déficit de establecimientos, la mala calidad de la infraestructura de otros y la entrega de la refacción escolar y de útiles a tiempo son algunas de las dificultades y desafíos que el sector educativo afrontará este año, según expertos consultados.

A partir de hoy, los maestros del sector oficial deben presentarse a sus labores, y para el próximo 11 de enero se prevé el acto de inauguración del ciclo escolar, mientras que  las clases deben comenzar el 15 de enero en todo el país, informó el Ministerio de Educación (Mineduc).

La Cámara Guatemalteca de Educación indicó que la mayoría de colegios   comenzarán clases entre el 11 y el 15 de enero, y otros lo harán el 18 de enero, debido a que hay padres que tienen pendiente recibir la segunda parte del aguinaldo, que destinan para educación.

Deficiencias

En el 2016, el sistema educativo nacional mantendrá un déficit de 10 mil 200 establecimientos oficiales, de los cuales mil 336  se necesitan en   preprimaria, 460 en primaria, cinco mil 613 en básicos y dos mil 791 en diversificado. El total de escuelas disponibles —según el Mineduc— es de 35 mil 495.

Bernardo Caal, del Magisterio en Resistencia, manifestó que además de la falta de establecimientos, algunas de las escuelas  continúan en mal estado porque durante el gobierno del Partido Patriota no se invirtió en infraestructura.

Según Caal, debido a la falta de recursos de Finanzas, a más de 15 mil escuelas en todo el país le cortaron el suministro de energía eléctrica, lo cual dificulta el comienzo del ciclo escolar.

Retos

Caal agregó que es posible que la refacción escolar no llegue en los primeros días porque  en el 2015 no se entregó el tercer desembolso   para ese rubro, a pesar de que los padres de familia firmaron las boletas de recibido.

Agregó que hay incertidumbre entre los docentes por que no haya dinero para la refacción escolar y   no se les ha dicho si habrá útiles escolares para el 15 de enero.

El Mineduc confirmó que aún no   recibe el tercer desembolso por Q145.7 millones y que para el 2016 se esperan fondos para la refacción escolar para 2.5 millones de niños de preprimaria y primaria, para lo cual se han presupuestado Q779.2 millones.

Se indicó que se entregarán fondos para que directores de establecimientos adquieran insumos para la valija didáctica y útiles escolares.

Enrique Maldonado, analista del Icefi, recordó que la cartera eliminó cinco mil becas a nivel básico y se dejará de profesionalizar a cerca de 10 mil docentes en el nivel primario y tres mil en el nivel preprimario  para el 2016.

Cifras alarmantes

En Guatemala solo el  3.2% del producto interno bruto (PIB) es invertido  en educación, cuando según los acuerdos de paz de 1996 se debería emplear el 7% y el promedio en América Latina es del 5%.

El Informe de revisión nacional  de la educación para todos Guatemala 2015, estima que para 2016 unos 1.5 millones de niños y jóvenes en edad escolar están fuera del  sistema educativo nacional en todos los niveles.

El problema se origina en  la falta de condiciones necesarias de infraestructura, acceso, centros de recursos con libros de lectura y referencia, laboratorios de tecnología y  subsidios a los alumnos para que asistan a la escuela.

Mala distribución

Otro de los problemas es la falta de docentes en las escuelas. Para el 2016, el Mineduc prevé comenzar con 150 mil 656 maestros y tres millones 131 mil 947 estudiantes de  preprimaria, primaria, básicos y diversificado. Según el  Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien),   no se necesitan  más docentes, porque se está en un promedio de 25 alumnos por maestro, pero el problema es que no están distribuidos homogéneamente. Agregó que es necesario efectuar un censo de docentes para verificar dónde se encuentran ubicados y promover una posible reubicación en caso necesario, o reasignación. Señaló que existen lugares donde hay más maestros de los que se necesitan.