Política

Diputados condicionan crédito a reforma universitaria

La Universidad de San Carlos solicitó a la Comisión de Finanzas del Congreso dictaminar a favor de un crédito por US$120 millones —Q909.6 millones— para la construcción de edificios.

Por Jessica Gramajo

El Consejo Superior Universitario y directores de unidades de la Usac acuden al Congreso para solicitar apoyo con un préstamo. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
El Consejo Superior Universitario y directores de unidades de la Usac acuden al Congreso para solicitar apoyo con un préstamo. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

Los diputados condicionaron la decisión a que esa casa de estudios impulse la reforma universitaria.

Carlos Barreda, integrante de la referida comisión, recordó al rector de la Usac, Carlos Alvarado, que la reforma universitaria se ha planteado desde hace 20 años, pero aún no hay avances.

“Le recuerdo, rector, que en 1989 varios estudiantes fueron asesinados por promover esta iniciativa. La universidad no puede seguir esperando más”, manifestó el congresista.

Los integrantes de la comisión legislativa también exigieron y condicionaron la aprobación del crédito con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) a que la Usac se conecte con las plataformas de transparencia Guatenóminas y con el Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin) del Ministerio de Finanzas Públicas.

La moción de los congresistas apunta a que en enero del 2017 se concluya con la propuesta de reforma universitaria. Incluso, le ofrecieron al rector promover la iniciativa en el Congreso para que sea aprobada sin ninguna modificación por los diputados.

Le molesta condición

Esto no fue bien acogido por Alvarado, quien, molesto, aseguró que no permitirá que los congresistas incluyan como condición la reforma.

“La reforma universitaria ya está en proceso, fue uno de mis compromisos. No hay problema que nos recuerden que tenemos que impulsarla, pero no nos pueden venir a poner plazos porque lleva su tiempo, hay un cronograma”, argumentó Alvarado, aunque no supo precisar el tiempo establecido en el cronograma. “Digamos que es para el 2018”, manifestó con evidente molestia.

El rector justificó que no se puede establecer un plazo  porque la propuesta está en discusión, y se lleva para que la conozcan todos los sectores involucrados con la universidad. Sin embargo, Barreda le recordó que en el país hay en análisis un planteamiento de reformas constitucionales que cuentan con un cronograma y que se espera terminar este año.

“Estamos hablando de todo el país, de nuestra Carta Magna, ellos tienen plazos y un cronograma. La San Carlos lleva más de 20 años hablando de la reforma”, dijo el congresista.

El único diputado que se opuso a la condición fue Fidel Reyes Lee, quien aseguró que no podía unirse un aspecto educativo, como la reforma, con uno financiero.

El préstamo

Marco Tulio Paredes, director del programa encargado del proyecto, explicó que el crédito se utilizará para la construcción de siete centros universitarios, algunos de ellos ubicados en Quiché, Chiquimula, San Marcos y uno nuevo en la capital.

De los US$120 millones, US$91 millones serían para infraestructura y US$29 millones para maquinaria y equipo.

Usac | Avance

María Paz, directora del Centro Universitario de Quetzaltenango e integrante de la Comisión de Reforma, explicó que no puede establecerse un plazo, porque para elaborar el marco metodológico se requirieron cinco años.

Según la profesional, la reforma se encuentra en un proceso de consenso con los  actores, pero hay aspectos en los que no se han logrado acuerdos y eso ha retrasado.

Congreso | Respeto

El diputado Carlos Barreda rechaza que se vaya a influir en la autonomía universitaria, porque no se hará en la reforma, solo se condicionarán los desembolsos de crédito con el avance y aprobación de un cambio estructural en la Usac.

Inés Castillo, de la Comisión de Finanzas, recordó que desde que fue dirigente estudiantil en la Usac se habla de la reforma. “No se ha hecho porque no hay voluntad”, dijo.