Política

Fausto Rosales: “Ésta también es mi plaza”

Un joven seminarista se hizo escuchar en medio de miles de personas llevadas por el partido Líder el pasado domingo a la Plaza de la Constitución.

Por Edwin Pitán

Fausto Rosales externa su descontento con la clase política del país durante la asamblea nacional de Líder. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
Fausto Rosales externa su descontento con la clase política del país durante la asamblea nacional de Líder. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Mientras entre aplausos y gritos miles escuchaban al presidenciable Manuel Baldizón, Fausto Rosales manifestaba su descontento con la clase política del país.

Rosales tuvo que soportar el domingo pasado que le lanzaran bolsas con agua y otros objetos, un día después de su plantón en solitario en la Plaza de la Constitución, confesó a Prensa Libre que sintió miedo.

En una de las salas del Seminario Juan Bautista Escalibrini en la zona 1, Rosales, concedió una entrevista.

La historia de Rosale y su rechazo a la política nacional se hizo pública hace nueve meses, el 21 de septiembre de 2014, cuando entre miles de simpatizantes del Partido Patriota apareció en la presentación de Alejandro Sinibaldi como precandidato presidencial, levantando un cartel con la leyenda: “Necesitamos democracia, Paz y Justica. No discursos partidistas”.





Agresión

El domingo pasado, Rosales, hizo su segunda aparición en la asamblea nacional de Líder.

Entre los miles de simpatizantes de Manuel Baldizón, destacaba el joven muchacho con un cartel que difería del evento.

Algunos correligionarios se percataron de la oposición del seminarista y comenzaron a lanzarle objetos, agresiones que no robaron su convicción en el plantón y se mantuvo firme, sin responder a las agresiones.

“Me tiraron bolsas de agua en la cara, sentí miedo y cierta tristeza por el hecho de que no existe una conciencia de clases, de ver que estas personas están en las élites; nos están dominando a su antojo, a su gusto, y que nosotros sigamos permitiendo estos actos injustos”, dijo Rosales.





El joven seminarista manifestó que se mantuvo firme en su decisión de plantarse ante miles de personas, basándose en el derecho a manifestarse.

Agregó: “Mi excusa fue siempre la de que estaba ejerciendo mi derecho como ciudadano de manifestarme libremente, ésta es mi plaza, como la de ustedes”.

Manifestación

Se le cuestionó a Rosales, qué le motivo para manifestarse el domingo a la Plaza de la Constitución, y explicó: “Me inspiraron las manifestaciones pacíficas. Participé en las del 1 y 2 de mayo y por eso me planté el domingo en la plaza”.

Relató que la primera vez que divulgó sus ideas en la Plaza de la Constitución, el 21 de septiembre del 2014, tuvo miedo.



Rosales durante la asamblea del PP en 2014. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Rosales durante la asamblea del PP en 2014. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


“En esa ocasión mi manifestación fue espontánea, yo iba por la plaza y me disgustó ver el despilfarro de dinero que hacen los partidos. Agarre un cartel que estaba tirado y escribí lo que pensaba”, señaló.

Respecto al plantón que protagonizó el domingo, explico Rosales que fue diferente.

“Lo planifiqué luego de enterarme de lo que habría”.

“Da impotencia de ver una papeleta que nadie represente las necesidades de un pueblo pobre”

Valor

No es común ver a alguien animarse a exteriorizar sus ideas ante miles de personas que piensan lo contrario, Rosales indicó que “la juventud de ahora es el reflejo de lo que va a suceder mañana”

Agregó: “Si seguimos esperando de brazos cruzados, si seguimos esperando el cambio, jamás va a llegar. No tomen el rostro de Fausto, sino que véanse reflejados en la acción”.

Los ánimos que han recibido Rosales en las redes sociales dijo que lo hacen sentirse acompañado e instó a más personas para que se unan a manifestarse.

“El valor no se genera unas horas antes, el valor se genera estando allí mismo. Si yo espero el valor para llegar, nunca voy a dar el paso”, enfatizó.

Candidatos

Los rostros de los candidatos que participan en el proceso electoral para Rosales, significan “más de los mismo”.





Al preguntarle su opinión al respecto, manifestó: “Todos responden igual a lo que los gobiernos anteriores, a las élites. Por eso me gusta un hashtag que se llama #Nohayporquienvotar”.

Agregó: “Da impotencia de ver una papeleta que nadie represente las necesidades de un pueblo pobre”.

Las estrategias que usan los candidatos para captar votos fue criticada por el joven seminarista, quien subrayó: “Es una evidente burla. Usted es ignorante, usted no sabe, entonces yo le regalaré algo para comprar su voto, algo que le va a ayudar a pasar la lluvia en este invierno. Yo le daré una bolsa de comida que a usted le va a durar una semana; entonces usted va a necesitar de mí, entonces usted me debe algo, lo que yo quiero de usted es su voto, es su sumisión”.

Rosales indicó que acudió a las urnas en los dos procesos electorales anteriores y que el próximo 6 de septiembre desconoce si lo hará, porque está programado que esté estudiando en México.

Conciencia

Rosales expresó que es necesario que las personas se informen de lo que ocurre en la política, porque solo así se formaran críticas más objetivas.

Indicó: “Espero que todos tomemos conciencia, que agarremos un libro de historia y que podamos revisar las páginas crueles a las cuales se ha sometido a Guatemala”.





Inspiración

Rosales, quien descartó la posibilidad de participar en algún partido político porque “el poder corrompe”, explicó que seguirá estudiando en el seminario y espera servir en la iglesia; pero aseguró que no dejará de involucrarse en temas sociales.

Explicó que sus referentes han sido monseñor Juan Gerardi y Óscar Arnulfo Romero.

“Vemos a un Jesús noble con los pobres, pero; agresivo con las élites dominantes, los llama de razas de víboras y exige justicia; por qué no nosotros que somos el reflejo del buen pastor que da la vida por sus ovejas”, exclamó.

“Espero en Dios llegar a representar bien a la iglesia e vincularme no solo en ámbitos espirituales sino también en sociales”, dijo.

En la política latinoamericana, Rosales, se confesó admirador de José "Pepe" Mujica, Luiz Inácio Lula da Silva y Evo Moales.