Política

Informe de Gobierno dejó fuera detalles importantes

Después de conocer más detalles del primer informe presidencial de Jimmy Morales, hay algunos temas que, pese a su importancia, el gobernante y sus ministros no mencionaron al exponer, el sábado recién pasado, en el Congreso y el Palacio Nacional de la Cultura, los resultados del 2016, afirman analistas políticos.

Por Geldi Muñoz Palala

Los 14 ministros, el presidente Jimmy Morales y el vicegobernante Jafeth Cabrera, luego de presentar sus acciones durante 2016, el sábado, en el Palacio.
Los 14 ministros, el presidente Jimmy Morales y el vicegobernante Jafeth Cabrera, luego de presentar sus acciones durante 2016, el sábado, en el Palacio.

Entre otros aspectos, señalan que el gobernante, si bien entregó resultados en varios ámbitos de la seguridad, como la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes y robo de automóviles, queda en deuda con el combate de las extorsiones, delito de alto impacto que genera otros como los asesinatos de pilotos y comerciantes.

“Si bien es cierto que se han desarticulado ciertas pandillas y bandas. En muchos casos tiene un componente más de publicidad que de realidad; por ejemplo, captura a unas cuantas personas y le adjudican todos los delitos”, hizo notar Carlos Martínez, analista independiente.

Señaló que en delitos a la propiedad se ve agravamiento; es decir, la seguridad como fenómeno integral no ha mejorado y, en el mejor de los casos, “se ha estacionado”.

Para Martínez, el informe anual que presenta un presidente es como un requisito o discurso político, y todos los gobiernos obvian cosas “muy sensibles”.

“Por ejemplo, da datos de salud pero no ahonda en el manejo de la crisis hospitalaria, la cual está ahí. No explicó qué se ha hecho para corregir la atrofia que tiene la administración de este sector y qué se hace para reducir la corrupción”, indicó.

Martínez resaltó que tampoco se escucharon los avances para afrontar la desnutrición crónica. “Lo que resulta que estos asuntos, en lugar de reducirse se han agravado, la desnutrición crónica en niños menores de 5 años se ha incrementado”, dijo.

Deuda en lo social

La experta en asuntos sociales y exsecretaria de Planificación y Programación Karin Slowing afirmó que los logros que mencionó el presidente Morales no los pudo conectar a una visión clara de hacia dónde quiere llevar el país.

Señaló que en política social hicieron falta temas importantes como la desnutrición, a pesar de que en un principio se le asignaron alrededor de Q4 mil millones.

“Hubo un comisionado silencioso —en referencia a Andrés Botrán— y una Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional divorciada del Ministerio de Salud y del Ministerio de Agricultura”, añadió.

Martínez dijo que sigue pendiente mejorar la cobertura educativa. “En la inicial no hay atención estatal, a pesar de que está definida en la Constitución. En la preprimaria es menos del 45 por ciento. En el caso de la primaria, no supera el 84 por ciento; son más de 300 mil niños que están fuera de la cobertura cuando la aspiración debería ser acercarse al cien por ciento”, añadió.

Slowing indicó que en política de seguridad no se dijo mayor cosa sobre el Sistema Penitenciario ni los problemas en centros de prevención juvenil, ni de los albergues de protección.

Asimismo, subrayaron que el informe incluye rehabilitación de caminos y carreteras rurales, cuando rutas principales e incluso nacionales se encuentran en pésimo estado.

Análisis negativo

  • El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) hizo un análisis de primer año del presidente Jimmy Morales, el cual resalta más retrocesos que avances.
  • Entre lo negativo, el Icefi resalta que el retroceso más grave fue la reducción del gasto social como porcentaje del producto interno bruto (PIB), que cayó de 7.1 por ciento  en 2015 —con todo y la crisis política e institucional que sufrió el Gobierno en ese año—, a 6.9% en 2016.
  • Se incumplió la meta de matricular 3.2 millones —cifras al 6 de agosto muestran que la cobertura educativa fue de solamente 2.9 millones—.
  • Se matricularon cerca de 88 mil alumnos menos que en 2015.
  • La situación que sigue afrontando  Salud todavía es alarmante, pues aunque se ha tratado de superar la crisis hospitalaria; persisten retos.
  • Falta la renovación de procesos internos de fortalecimiento de la carrera sanitaria y la    implementación de procesos que favorezcan la transparencia en medicamentos e insumos.