Política

Ejército seguirá apoyando en tareas de seguridad

El presidente Jimmy Morales anunció que no es el momento de retirar al Ejército de las tareas de seguridad ciudadana, y dijo que no hay un tiempo definido.

Por Geovanni Contreras

Jimmy Morales durante la conferencia de prensa, luego de la reunión de Gabinete, en Casa Presidencial. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Jimmy Morales durante la conferencia de prensa, luego de la reunión de Gabinete, en Casa Presidencial. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Luego de la reunión con su Gabinete, el mandatario se refirió a las tareas del Ejército, un día después de participar en el 145 aniversario de la institución.

Morales aseguró que no es el momento del retiro paulatino del Ejército de las tareas de seguridad ciudadana, y que por el contrario, se debe mantener el apoyo, por los niveles de inseguridad.

La cooperación de la fuerza castrense a la Policía Nacional Civil (PNC) se reducirá pero no será pronto, explicó Morales, y se creará un calendario de cómo debe ser el retiro, poco a poco.

"Industria del conflicto"

Al explicar que Guatemala ya no está en guerra, sino en un proceso de paz, Morales reiteró su defensa al Ejército.

“Seguirnos peleando, seguir permitiendo que algunas personas hagan de la industria del conflicto riqueza o daño, creo que no es lo correcto. Finalicé con una frase, les dije que la humildad es la que nos va a dar grandeza, y definitivamente la soberbia va a dar fracaso”, expresó.

Al mandatario se le pidió que dijera qué personas o instituciones hacen, según él, riqueza del conflicto armado -interno-, pero no quiso responder, pese a que, en el pasado, el presidente ha dado discursos de que ante señalamientos deben presentarse pruebas.

En las redes sociales no se hicieron esperar las críticas contra el mandatario. Internautas señalaron que las palabras de Morales "son similares" a las de integrantes de la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala (Avemilgua) -cuyo fundador es diputado oficialista- y de otros grupos o fundaciones de "extrema derecha".

El gobernante también aprovechó este lunes para aclarar que no hubo presiones para suspender el desfile militar por el Día del Ejército en la Avenida de la Reforma.

Morales había anunciado un desfile en la vía pública, el primero después de ocho años de hacerlo de manera privada en instituciones militares, sin embargo, el pasado viernes anunció que las actividades se realizarían en la Fuerza Aérea Guatemalteca.



El ministro de la Defensa Williams Mansilla se dirige a la prensa; atrás Morales conversa con Francisco Rivas, ministro de Gobernación. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
El ministro de la Defensa Williams Mansilla se dirige a la prensa; atrás Morales conversa con Francisco Rivas, ministro de Gobernación. (Foto Prensa Libre: Esbin García)


La semana previa a la celebración militar, distinto grupos manifestaron su rechazo al desfile por las calles, señalando que estaría provocando y faltando el respeto a las víctimas del conflicto armado.

El mandatario tampoco quiso opinar sobre el genocidio y si hubo en el país este delito de lesa humanidad. “Las Cortes responderán eso”, dijo Morales.

Durante el discurso del pasado domingo, Morales agradeció al Ejército su apoyo al país y pidió que se dejara de lado el pasado. “Lo hecho hecho está”,  dijo el Presidente que calificó  a las fuerzas castrenses como “una institución ejemplar”.

Las palabras del Presidente durante los actos alusivos al Ejército fueron criticados por María Canil, de la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (Conavigua), que afirmó: “los sobrevivientes del conflicto armado no se pueden olvidar del sufrimiento, en especial los huérfanos y las mujeres víctimas de vejámenes”.