Política

Entre apoyos y anticuerpos, retiran interpelación de Lucrecia Hernández

Considerar como un “chiste” una citación en el Congreso aceleró que la ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, estuviera muy cerca de ser la primera funcionaria interpelada de la administración de Jimmy Morales.

Por Andrea Orozco y Jessica Gramajo

La interpelación, cada vez más dudosa, de Lucrecia Hernández Mack, Ministra de Salud. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
La interpelación, cada vez más dudosa, de Lucrecia Hernández Mack, Ministra de Salud. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Los integantes de la Comisión de Salud  firmaron este jueves la petición de retiro del juicio político programado para este día. Hernández Mack contaba con el respaldo de varios sectores sociales que consideraban que esa interpelación no era necesaria y que en realidad solo buscaba presionarla.

Aunque desde la noche del miércoles se supo que la interpelación sería retirada, fue hasta este jueves cuando la Comisión hizo oficial la cancelación.

La ministra Hernández Mack llegó acompañada de su viceministro Adrián Chávez, y maletines llenos de informes que le habían solicitado en días previos.

En un comunicado la Comisión de Salud explicó que su interés siempre ha sido velar por el derecho a la salud, además de ejecutar su función de fiscalizar.





"El llamado a interpelar a la ministra tuvo origen en la necesidad de un diálogo para mejorar la prestación de servicios de salud", explicó el documento. 

Los diputados indicaron que las condiciones del retiro de la interpelación son que se fije un calendario con mesas técnicas y la instalación de parlamentos regionales, para escuchar las demandas del personal y usuarios.

Hernández Mack permaneció en el Legislativo hasta que todos los diputados firmaron el retiro de la interpelación, mientras esperaba aprovechó para tomarse fotografías y compartirlas en sus redes sociales.

La ministra fue juramentada en el cargo el 27 de julio del año pasado, y durante sus primeros 25 días de trabajo atendió cinco citaciones con diferentes diputados. La lucha que libra ahora tiene que ver con el Pacto Colectivo y la petición de anular cuatro artículos de este, lo que ha provocado que sindicalistas pidan su renuncia.

El martes pasado, el Ministerio de Salud recibió 25 preguntas que la ministra debería responder, aunque bancadas como  UNE y Todos ya habían anunciado que no asistirán al pleno por no avalar el juicio político.

#YoApoyoALaMinistra

Presidente Jimmy Morales

Aunque no ha dado declaraciones a la prensa, fue por medio del vocero, Heinz Hiemann, que el presidente expresó su respaldo a la funcionaria. El lunes pasado, al terminar la reunión del Gabinete, Hiemann afirmó que “el mandatario brinda su respaldo total a la ministra de Salud”. El vicepresidente, Jafeth Cabrera, dijo un día después: “Nosotros, presidente y vicepresidente, brindamos el apoyo total a todos los ministros del Gabinete”.

Procurador de DD.HH.

Aunque dijo que la interpelación era un tema político del que no podía opinar, el procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León, afirmó que Hernández es “una ministra comprometida y con un equipo de trabajo que conoce el tema de salud y que va por la ruta correcta”. De León estima que se debe dar el beneficio de la duda a la funcionaria, pues el sistema de Salud estaba a punto del colapso y ahora “se está recuperando”.

Empresarios

A través de comunicados o columnas de opinión, empresarios han demostrado su respaldo a la ministra de Salud.  Alianza por la Nutrición reconoció que la funcionaria aborda temas de fondo y estructurales para mejorar los servicios de salud, y Juan Carlos Zapata, de Fundesa, expresó: “La interpelación —por suspenderse— no tiene fundamentos sólidos y políticamente es un error”.

Médicos  

Carlos Soto y Juan Antonio Villeda, directores ejecutivos de los hospitales Roosevelt y San Juan de Dios, los dos más grandes y de referencia nacional, emitieron un comunicado para respaldar la labor de la ministra. En el escrito, Soto y Villeda piden a los sindicalistas reactivar el diálogo con las autoridades del Ministerio de Salud.

#NoTengoMinistra

Sindicalistas

Integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala (SNTSG), afiliados al Frente Nacional de Lucha, exigen la renuncia de la ministra porque no se ha cumplido con el Pacto Colectivo y por la solicitud de nulidad que ese ministerio y la Procuraduría General de la Nación hicieron sobre cuatro artículos de ese documento que tienen que ver con viáticos y bonos a los trabajadores. La semana pasada, los sindicalistas mantuvieron irregular la atención en centros y puestos de salud y también bloquearon algunas carreteras. Dirigentes del SNTSG se retiraron de la mesa de diálogo que se mantenía con las autoridades para solucionar los conflictos por el Pacto Colectivo.

Diputada Karla Martínez

Es presidenta de la Comisión de Salud del Congreso, integrante de la bancada Alianza Ciudadana, aunque fue electa por el partido Libertad Democrática Renovada. Había solicitado la interpelación de la ministra de Salud luego de sostener un enfrentamiento verbal con esta, quien dijo que consideraba que la citación en la que se encontraba era  un “chiste”. La diputada consideró que Hernández Mack tuvo “mala actitud y falta de respeto”, y afirmó que la interpelación era necesaria, “ante la falta de conocimiento de la funcionaria” cuando se le preguntó por temas de desnutrición. Pero hoy daría marcha atrás.

Diputado Luis Hernández

Actualmente integra la Comisión de Seguridad Alimentaria y  presidió la Comisión de Salud del Congreso. En su gestión anterior afirmó que la ministra no trabajaba para resolver la crisis en el sistema de Salud y recientemente participó en un debate televisivo con la funcionaria sobre el Pacto Colectivo y el abastecimiento de medicamentos. En su cuenta de Facebook, el diputado señaló que “la salud de los guatemaltecos NO ES UN CHISTE! a muchos les parece que sí, hasta crean cuentas falsas solo para atacar y defender lo indefendible”.