Política

La vieja política en Guatemala se cobija en nuevos grupos

Partidos deben correr para quedar inscritos y participar en el proceso electoral del 2019, dando paso a que los mismos políticos se presenten bajo el nombre de nuevas agrupaciones políticas.  

Por Manuel Hernández Mayén

Nuevos grupos políticos están surgiendo, pero varios de ellos integrados por personas de la "vieja política". (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Nuevos grupos políticos están surgiendo, pero varios de ellos integrados por personas de la "vieja política". (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Antiguos políticos se refugian en organizaciones nuevas, las cuales empezaron su trámite en el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Nueve comités proformación de partidos políticos y siete grupos promotores para constituirse como organizaciones políticas empezaron la gestión.

La lista la integran excandidatos a la presidencia, a diputados y alcaldes, quienes con nuevos vehículos electorales buscan regresar al poder. La agrupación que recientemente acaba de obtener su registro como partido es Vamos,  que fue formada por el excandidato a la presidencia, Alejandro Giammattei.

A pesar de que en el Congreso se discutieron las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, las mismas no reflejan el sentir de la ciudadanía, quienes en diferentes manifestaciones han exigido nuevas reglas del juego que conlleva un cambio radical en la postulación y elección de candidatos.

Debido a que la ciudadanía ya no confía en los partidos políticos tradicionales. El TSE recogió varias posturas de diferentes grupos de la sociedad civil y una de ellas era la conformación de partidos distritales y el voto preferente.

Sin reforma, todo igual

El politólogo de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (Asíes), José Carlos Sanabria, indicó que vislumbra un escenario de que no se dé una renovación partidaria, sino al contrario se van a encontrar muchos casos de partidos con los mismos candidatos y otros a diferentes partidos con mismos liderazgos.

“Esto no representa una renovación genuina de la clase política y esto puede afectar el proceso electoral. La exigencia y la demanda de la ciudadanía está enfocada en exigir una renovación partidaria y  dado que no hubo cambios en las reformas   a la Ley Electoral y no se modificaron los requisitos de organización partidaria, que siguen siendo altos y excluyentes, dificultan la participación política de cara al proceso del 2019”, dijo Sanabria.

El experto considera que el escenario político partidario no va a mostrar cambios significativos, ni nuevas ofertas políticas que sean genuinas por la estrategia que utilizan muchos candidatos que cambian color y nombre al partido, pero terminan siendo lo mismo.

El politólogo Jahir Dabroy manifestó que, ante la participación de los mismos, se plantea las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, ya que dentro de las investigaciones que hace es que existen muchos formalismos para constituirse partidos políticos.

“Una vez la persona sepa la maña, es más fácil la conformación de un partido político, es más fácil que los mismos actores traten de reelegirse. Por eso una opción que se planteaba eran los partidos distritales, para lograr que nuevas personas oxigenen el sistema político”, dijo Dabroy.