Política

Congreso aprueba cambios a Ley de Contrataciones

Una subasta inversa, prohibición a diputados y familia de ser contratistas y otro grupo de controles más estrictos, fueron incluídos en una nueva Ley de Contrataciones, aprobada este martes en el Congreso.

Por Jessica Gramajo y Andrea Orozco

Diputados aprobaron reformas a la Ley de Contrataciones del Estado, con las que se busca transaparentar las adquisiciones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Diputados aprobaron reformas a la Ley de Contrataciones del Estado, con las que se busca transaparentar las adquisiciones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A pesar de los tropiezos y de los bloqueos, ayer el Congreso aprobó el Decreto 9-2015, con el cual se reformó la Ley de Contrataciones del Estado,  con lo cual se genera  un mecanismo de mayor control y transparencia, pues se adicionan artículos que evitan favoritismo de funcionarios, tráfico de influencias y se limita la compra directa.

Sin  embargo, ayer en la mañana el futuro de la normativa aún era incierto, ya que se aseguraba que habría un grupo de diputados que bloquearía la aprobación de los cambios.

La sesión se inició con retraso, ya que la mayoría de los congresistas se tomaron el tiempo para ver el partido de clasificación para el Mundial Rusia 2018 que jugó la Selección Nacional de Futbol.

Pero estos no fueron los únicos tropiezos. La iniciativa pasó  tres meses engavetada, debido a que varios diputados se oponían a incluirla en la agenda. Luego, solo se aprobó hasta su tercera lectura y se pidió que la mesa técnica volviera a invitar a varios actores para hacer cambios.

Finalmente llegó al pleno. Aún así el proceso de aprobación se paralizó la semana pasada, debido a que entre los cambios figura la prohibición  a los diputados, a sus cónyuges y a sus familiares en grados de Ley, así como a los financistas de partidos y campañas políticas ser contratistas del Estado. La discusión fue agria pese a que se supone que contaba con el consenso y análisis de todos los bloques, pues se elaboró en discusiones abiertas, con centros de pensamiento durante cuatro meses luego de una fuerte demanda social.

Cambios

Ayer se logró avanzar porque se modificó el artículo 34 que incomodó a los legisladores. Aunque continuó la prohibición de que los diputados y funcionarios sean contratistas del Estado, se eliminó el plazo de 12 meses más después de dejar el cargo.

También se exceptuaron de la prohibición las contrataciones de personas individuales que se realicen en relación de dependencia o dentro de los renglones 029 y 189.

De igual forma se estableció un techo de Q30 mil anuales para los financistas de organizaciones políticas o de campañas electorales.

Entre las enmiendas de curul también se sumó una en que se estableció que en la elaboración del reglamento de la normativa se deberá contar con la participación del Contralor General de Cuentas.

Votos en contra

Estos diputados  se opusieron en la última etapa de la aprobación:

  • Édgar Ávila,  bloque Independiente.
  • José Alfredo  Cojtí, independiente.
  • Joaquín Bracamonte,  PP.
  • Édgar Cristiani,  PP.
  • Julia Maldonado,  Líder.
  • Amílcar Pop,  Winaq.
  • Nery Rodas,  Podemos.

Nuevos mecanismos

Con las reformas se incluye el mecanismo de compra a través de subasta inversa. Con esta, en lugar de  buscar un precio más alto, la intención es que se garantice el más barato.

Durante una reunión de los jefes de bloques con el contralor general de Cuentas, Carlos Mencos, que se realizó antes de la sesión plenaria, el funcionario indicó que este nuevo mecanismo permitiría reemplazar la figura de contrato abierto, pero tiene que ser en forma paulatina, pues la subasta inversa es una nueva modalidad que debe  aprender a utilizarse.

“Por mí el contrato abierto debería  desaparecer, pero no hay costumbre de utilizar la subasta inversa”, dijo Mencos.

Afirmó que la Ley está encaminada a que todos los procesos de compra se desarrollen a la vista de la población. Además se busca estandarizar “para que todo mundo sepa qué ofrecer y cuáles son las condiciones desde el punto de vista técnico y legal”.

El contralor también se manifestó sorprendido, ya que aseguró que autoridades del Ministerio de Finanzas indicaron que no están preparadas para la subasta inversa.

Mencos afirmó que el contrato abierto, “ha permitido procedimientos perversos”.

Satisfechos

Nineth Montenegro, diputada que presidió la mesa técnica que elaboró el dictamen que ayer se hizo ley, se manifestó satisfecha.  Según la legisladora, con la nueva normativa se sancionan las licitaciones arregladas, la compra fraccionada, se controla la adquisición por excepción, que impedirá “que las empresas monstruo se vean beneficiadas con los recursos del Estado”.

De igual forma, se obliga a las entidades a tener su planeación de compras anual, lo que permitirá más transparencia.

Montenegro dijo que, a pesar de que se ponen controles a las compras mediante contratos abiertos, “se tiene un problema porque hay un listado privilegiado élite dirigido por el Ministerio de Finanzas, pero se restringe a plazos y a no poder hacer muchas prórrogas, como se ha acostumbrado”.

Álvaro González, vicepresidente de la mesa técnica, calificó de “megacandado” la Ley de Contrataciones, que ayudará en la ejecución de los recursos establecidos en el Presupuesto.

Refirió: “En Guatecompras se adquieren Q23 mil millones anuales, y por una mala gestión se pierde el 30 por ciento, es decir Q7 mil 500 millones”.

A futuro

Tanto Montenegro como González coinciden en que las reformas aprobadas ayer no son suficientes, y que hacia el futuro debe analizarse hacer un cambio completo de la Ley de Contrataciones, en la cual se puedan incluir sectores como la extracción minera.