Política

Ven trampas en aprobación del gasto

Cuando solo quedan seis días para que el proyecto de presupuesto del 2016 deba ser aprobado, diputados de diferentes bancadas temen que la Comisión de Finanzas esté generando las condiciones para que no se vote por ese instrumento fiscal y quede vigente el de este año.

Por Jessica Gramajo

La Comisión de Finanzas del Congreso se reunió este lunes, convocada por el vicepresidente de esa Sala. (Foto Prensa Libre: J. Castro)
La Comisión de Finanzas del Congreso se reunió este lunes, convocada por el vicepresidente de esa Sala. (Foto Prensa Libre: J. Castro)

Los diputados de la Comisión defienden su trabajo y rechazan el señalamiento. Sin embargo, reconocen que a lo interno de esa sala también hay desconfianza, al extremo de que ayer en la tarde convocó el vicepresidente de esa instancia, Juan José Porras, debido a que el presidente, Leonardo Camey, no asistió ni respondió ninguna llamada.

Orlando Blanco, jefe de la Unidad Nacional de la Esperanza, aseguró que se ha evidenciado que hay una estrategia para bloquear el presupuesto y las modificaciones que se puedan plantear.

Incluso, se sabe que “emisarios del presidente electo, Jimmy Morales, se han reunido con diputados que no fueron reelectos y les han solicitado que bloqueen la aprobación porque prefieren quedarse con el instrumento fiscal actual, pues tiene un techo más elevado y carece de candados”, dijo el congresista.

Preocupación lógica

  • Salvador Baldizón, diputado de Líder y miembro de la Comisión de Finanzas, aseguró que la preocupación de los congresistas es lógica. Aunque no negó que haya intención de retrasar la discusión, dijo: “Yo también estoy preocupado, para ser franco”.
  • Agregó que se ha pedido a los técnicos que no dejen ningún punto de dudas, por ello aseguró que pidió que los técnicos del Ministerio de Finanzas apoyaran en la elaboración del proyecto de Presupuesto.
  • Recalcó que el trabajo de la Comisión se ha desarrollado con transparencia y que, como miembro de esa sala, “he visto que la labor ha sido abierta y la propuesta pública”.
  • Cabe recordar que las últimas reuniones han sido a puerta cerrada.
Blanco afirmó: “Hemos visto cómo la Comisión, en un supuesto enredo de la propuesta, ha retrasado el trabajo”.

Trabas

Una estrategia que los diputados consideran que se ha utilizado consiste en proponer la eliminación del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

“No se puede eliminar el Mides, pero la propuesta es provocar que nosotros como UNE no apoyemos”, indicó Blanco.

Nineth Montenegro, jefa de Encuentro por Guatemala, refirió: “Tengo la impresión de que los retrasos son a propósito. Se están haciendo gazapos jurídicos y técnicos para que al final nos veamos obligados a aprobar el presupuesto actual”.

“No conocemos el proyecto, hay rumores de que les están colocando recursos a oenegés y a empresas para beneficiarse. Estamos entre la espada y la pared porque el proyecto del Ejecutivo está mal, la Comisión no ha dado a conocer lo que está haciendo y tenemos poco tiempo”, expresó Montenegro.

También se quitó el programa de fertilizantes y ello generó que la dipu-tada Sofía Hernández, quien está en la Comisión de Finanzas, advirtiera de que razonará su voto en el dictamen porque no está de acuerdo.

Amílcar Pop, jefe de Winaq, Montenegro y Blanco tampoco ven bien que se permita a los alcaldes endeudarse de nuevo, pues eso generará otra vez que la deuda se salga de las manos.

¿Por qué repetir?

Economistas y diputados coinciden en que repetir el presupuesto de este año podría parecer atractivo para el nuevo gobierno, debido a que el gasto autorizado es mayor que el que se está proponiendo, pues tiene un techo de Q70 mil 715.4 millones, y tampoco se incluye el pago de las deficiencias netas al Banco de Guatemala, que suman unos Q1 mil 500 millones.

Además, se autoriza un techo sin destino específico de Q1 mil 965 millones, que este año se utilizó para los ministerios de Comunicaciones —infraestructura sin especificar—, de la Defensa —terremoto en San Marcos— y para medicamentos en Salud, pero este último no pudo ejecutarse, debido a problemas de asignación.

De acuerdo con Blanco, se han escuchado rumores de que ese bolsón se está negociando para financiar el subsidio del transporte, de nuevo con Luis Gómez, y para el pago de deuda flotante ilegal.

El presupuesto actual también carece de candados. Se aprobó el 29 de noviembre a través de negociaciones y acuerdos entre el Partido Patriota y Libertad Democrática Renovada sin el aval ni conocimiento del resto de bancadas, con excepción de Todos, que sí apoyó con su voto.

También quedaría un techo de Q13.9 millones del Listado Geográfico de Obras que podría modificarse sin problemas y con total discreción.





Enmiendas a 2015

Entre las críticas y temores, diputados de varias bancadas se han dispuesto a crear enmiendas de curul para proteger el presupuesto, en caso se repita el presupuesto de este año.

Roberto Alejos, diputado del bloque Todos, explicó que se plantea poner destinos específicos al bolsón de Q1 mil 965 millones, ponerle candados de transparencia al gasto y reajustar el presupuesto para que no afecten los impuesto a la telefonía, al cemento y las regalías que paga la minería, porque la Corte de Constitucionalidad (CC) los rechazó.

Según Alejandra Contreras, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), estos recursos debieran destinarse al pago del servicio de la deuda, ya que este año se quitaron a esta partida, así como al Organismo Judicial, la CC y al Ministerio Público.

Pop explicó que se buscarán cambios a las partidas que claramente fueron “infladas para financiar la campaña de ambos partidos, y se garantizarían recursos para Educación y Salud. Además, se establecerán candados para evitar la corrupción en la ejecución del gasto”.