Internacional

Candidato conservador de oposición lidera elección presidencial en Polonia

El candidato conservador opositor Andrzej Duda lideraba sorpresivamente los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Polonia, superando al presidente saliente y favorito, con promesas de mayor gasto social y de cambio.

Por Varsovia/AFP

Duda, con 34.8% de los votos, tendría una mayoría simple y enfrentaría en la segunda vuelta, el 24 de mayo, al presidente saliente, Bronislaw Komorowski, que obtuvo 32.2% de las preferencias.

Por su parte el candidato contestatario, el músico de rock Pawel Kukiz llegó en tercer lugar con 20.3% de los votos, según el sondeo realizado por la televisión pública polaca.

“Este resultado es una seria advertencia para todo el gobierno. Tenemos que escuchar la voz de los votantes“, dijo con un semblante sombrío Komorowski, en referencia a sus aliados en la coalición centrista Plataforma Cívica (PO).

“Este resultado es una seria advertencia para todo el gobierno. Tenemos que escuchar la voz de los votantes”, dijo Komorowski.

El presidente saliente también anunció que presentaría a partir de este lunes sus propuestas para “los decepcionados que esperan cambios más rápidos, una modernización más rápida de ese país.”

Duda, un jurista de 42 años candidato del partido Derecho y Justicia (PiS, oposición) celebró antes sus simpatizantes congregados en su sede de campaña en Varsovia el resultado del sondeo.

“Para vivir con dignidad y seguridad en Polonia, muchas cosas tienen que ser arregladas y estas reparaciones empiezan con un cambio en el gabinete presidencial“, afirmó Duda ante sus simpatizantes.

Komorowski, de 62 años, fue hasta hace pocos meses el gran favorito para ganar la elección. Pero en víspera de la primera vuelta, tras una mediocre campaña, tenía según los sondeos el apoyo de 35 a 40% de los polacos, contra 27-29% para Duda.

- “Una Polonia menos liberal” -

“Los votantes están diciendo que hay que ir más lento y ser más honestos, para crear una Polonia menos liberal, más centrada en el bienestar social“, dijo el analista político Eryk Mistiewicz, quien cree que la campaña para la segunda vuelta será “explosiva, dinámica y violenta.”

Komorowski, un antiguo ministro de Defensa, fue elegido en el 2010, como candidato del PO, que lleva en el poder ocho años. El eje de su campaña fue la seguridad, en un contexto de tensiones con Rusia por el conflicto en Ucrania.

“La campaña electoral confirmó una fractura entre la gente que se ha beneficiado de los 25 años transcurridos desde la caída del comunismo en 1989 y los que se sienten perdedores“, explicó Mistewicz.

Por su parte Duda, apostó por temas sociales y ha prometido a los polacos más gasto social y menos impuestos para los jubilados.

“Sus promesas van mucho más allá de los poderes que tiene el presidente“, advirtió Radoslaw Markowski, un cientista político de la Academia de Ciencias de Polonia.

Los poderes del jefe de Estado son limitados en Polonia, un país de 38 millones de habitantes, peso pesado económico y político de Europa central y miembro de la Unión Europea desde el 2004.

El presidente dirige no obstante la política extranjera y la defensa. Además dispone de iniciativa legislativa y puede oponer su veto a las leyes adoptadas.

Pocos días antes de la elección, Duda obtuvo el apoyo del sindicato Solidaridad. Durante toda su campaña, este candidato expresó su apego a la Iglesia católica, muy poderosa en Polonia, apoyándola en su cruzada contra la fertilización in vitro.“La campaña electoral confirmó una fractura entre la gente que se ha beneficiado de los 25 años transcurridos desde la caída del comunismo en 1989 y los que se sienten perdedores“, explicó Mistewicz. La participación fue de 49.4%, contra 55% de la primera vuelta de la presidencial de hace cinco años.