Internacional

Dos militares y un criminal muertos en balacera en Sinaloa

Dos militares y un delincuente murieron en un enfrentamiento registrado en el estado mexicano de Sinaloa, de donde es originario el poderoso narcotraficante prófugo Joaquín el Chapo Guzmán, informó el martes la Marina Armada.

Por México/AFP

El enfrentamiento ocurrió en Sinaloa, México. (Foto Hemeroteca PL).
El enfrentamiento ocurrió en Sinaloa, México. (Foto Hemeroteca PL).

El enfrentamiento se registró la noche del lunes último cuando elementos de la Marina realizaban un “recorrido de vigilancia terrestre”  en el poblado de El Ébano y fueron “agredidos por presuntos integrantes de la delincuencia organizada con disparos de arma de fuego”, detalló un comunicado de la Marina.

“En esta acción dos elementos de la Armada de México, así como un agresor perdieron la vida”, añadió el texto, que detalla que en la operación se aseguró un vehículo, un arma corta, cargadores, municiones y 50 dosis de la droga conocida como cristal.

Este es el segundo incidente armado en menos de una semana en el que mueren militares en Sinaloa luego de que el pasado viernes otros dos marinos perdieran la vida tras ser agredidos por presuntos criminales en Badiraguato, de donde es originario el Chapo Guzmán.

Distintos puntos de Sinaloa, especialmente su zona serrana, considerada como bastión de Guzmán, son objeto de intensos rastrillajes por parte de militares en la búsqueda del narcotraficante.

Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, se fugó en julio pasado de la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, lo que causó un gran desprestigio al gobierno mexicano.

Ya en enero del 2001 Guzmán se había fugado de otro penal de máxima seguridad. Había sido recapturado en febrero del 2014.

En octubre, militares de la Marina realizaron un operativo en la sierra de Durango y Sinaloa para capturar a Guzmán, quien aparentemente logró escapar aunque quedó malherido en una pierna y en el rostro, según fuentes federales.

En la operación resultaron baleadas casas y automóviles de pobladores, que denunciaron que tuvieron que refugiarse durante varios días en una ciudad vecina, mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanosinvestiga quejas sobre presuntas violaciones a los derechos humanos en ese operativo.