Internacional

En ataque atribuido a las Farc mueren 11 militares colombianos

Once militares murieron y 19 resultaron heridos durante un ataque de las Farc en el suroeste colombiano en un hecho que pone en duda el cese unilateral del fuego anunciado por la guerrilla en diciembre.

Por La Habana/AFP y AP

Archivado en:

Colombia Farc Militares Tregua
En la imagen de referencia, soldados trasladan a un compañero muerto en los combates. (Foto Prensa Libre: Internet).
En la imagen de referencia, soldados trasladan a un compañero muerto en los combates. (Foto Prensa Libre: Internet).

En un comunicado de prensa, la Tercera División del Ejército explicó que en momentos en que los militares se encontraban haciendo patrullajes “fueron atacados con artefactos explosivos, granadas y armas de fuego, presentándose el asesinato de un suboficial y nueve soldados profesionales”.   

El choque armado, según el reporte oficial, se produjo hacia la medianoche del martes en el municipio de Buenos Aires, en el departamento de Cauca y a unos 330 kilómetros al suroeste de Bogotá.   

En rueda de prensa, el general Mario Augusto Valencia, comandante de la Tercera División, acusó a la guerrilla de las FARC del ataque contra sus hombres. Indicó que problemas climatológicos en la zona de los combates han dificultado la evacuación de los heridos.    

Un suboficial y dos soldados están heridos de consideración, otros seis presentan lesiones leves y 11 más fueron afectados por la onda explosiva, según el comunicado de la división con sede en la ciudad de Cali.    

“Lamento muerte de soldados en Cauca. Esta es precisamente la guerra que queremos terminar”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente Juan Manuel Santos. Dijo que en la jornada viajará a la zona de los combates y advirtió que “estamos con cúpula militar precisando circunstancias de los hechos” pero no mencionó la presunta responsabilidad de las Farc.

El jueves de la semana pasada, Santos prorrogó por un mes más la suspensión de los bombardeos a los campamentos de las FARC por los avances en el proceso de negociación de La Habana y con el fin de empezar a disminuir la intensidad del conflicto armado. 









Lamenta ataque

La guerrilla comunista de las FARC lamentó este miércoles la muerte de 10 militares colombianos en un combate y llamó al gobierno de Juan Manuel Santos a aceptar una tregua bilateral mientras ambas partes negocian la paz en Cuba.

“Manifestamos nuestra preocupación por los hechos que han reportado de nuevos combates en el Cauca. A todas luces esto tiene su causa en esa incoherencia del gobierno de estar ordenando operativos militares contra una guerrilla que está en tregua”  unilateral desde diciembre, dijo a la prensa el comandante guerrillero Pastor Alape en La Habana.

“Lamentablemente estamos viendo muertos en la Colombia representada en el Estado”, dijo Alape, integrante de la delegación de las FARC que negocia un acuerdo de paz con el gobierno en Cuba.

“Sea emboscada o contraemboscada (poco importa), lo que tenemos que ver es que hay unos colombianos muertos”, agregó.

Alape expresó que “lo que están clamando los campesinos es que ese cese del fuego (unilateral por tiempo indefinido de las FARC) se extienda y sea bilateral” .

“Estos hechos hay que pararlos, es necesario parar esta guerra, es necesario hacer esfuerzos para que dejemos de ver madres llevando a sus hijos a los cementerios” , indicó Alape, quien llamó al presidente colombiano Juan Manuel Santos a aceptar un cese del fuego bilateral.

farc2.jpg

Pastor Alepe, comandante de las Farc, lamentó la muerte de los militares colombiados. (Foto Prensa Libre: AFP).

“Señor presidente Santos, la tregua bilateral es urgente” , dijo, afirmando que el Ejército colombiano ha continuado las operaciones contra “una guerrilla que va a cumplir cuatro meses rehuyendo combates”.

El gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia  (FARC) están negociando la paz en La Habana desde noviembre de 2012 y hasta ahora han consensuado tres de los seis puntos de la agenda.

El conflicto armado colombiano de medio siglo ha dejado 220.000 muertos y 5,5 millones de deslazados, según cifras oficiales.