Internacional

Fiscalía cita a declarar a modelo que era supuesta novia de fiscal argentino Nisman

La Fiscalía citó a declarar a la modelo argentina Florencia Cocucci, supuesta novia del fallecido fiscal Alberto Nisman, en el marco de la causa que investiga su muerte, ocurrida el 18 de enero recién pasado por un disparo en la cabeza, informaron fuentes oficiales.

Por Buenos Aires/EFE

La modelo argentina Florencia Cocucci, de 25 años, fue citada tras el hallazgo de fotos en las que aparecía junto a Alberto Nisman. (Internet).
La modelo argentina Florencia Cocucci, de 25 años, fue citada tras el hallazgo de fotos en las que aparecía junto a Alberto Nisman. (Internet).

Nisman fue hallado muerto con un tiro en la sien en su domicilio de Buenos Aires horas antes de comparecer en el Congreso para explicar la denuncia presentada contra Fernández por supuesto encubrimiento de los sospechosos iraníes del ataque a la AMIA.

“Reconstruir el contexto que vivió Nisman previo al 18 de enero recién pasado, día en el que fuera hallado sin vida se ha convertido en el eje de esta etapa de la instrucción”, según Infojus.

Cocucci, modelo, de 25 años, fue citada tras el hallazgo de fotos en las que aparecía junto a Nisman, para aclarar si es la joven a la que la empleada doméstica señaló como “novia” del fiscal, según apuntó el portal Infojus, del Ministerio de Justicia.

El testimonio se espera para los próximos días, junto con otros solicitados a raíz del análisis de las comunicaciones telefónicas de Nisman en los días previos a su muerte.

“Reconstruir el contexto que vivió Nisman previo al 18 de enero, día en el que fuera hallado sin vida se ha convertido en el eje de esta etapa de la instrucción” ante “la ausencia de certezas en los informes científicos” que confirmen si se trató de un “homicidio, suicidio o inducción al suicidio“, según Infojus.

Nisman, fiscal especial del caso AMIA, murió el 18 de enero recién pasado, en circunstancias aún sin aclarar, cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento a los sospechosos iraníes del atentado contra la entidad judía, que dejó 85 muertos en 1994.

Aunque las primeras pericias descartaron la intervención de terceras personas, aún no se han logrado esclarecer las circunstancias del fallecimiento y la eficacia de la investigación ha sido duramente cuestionada, tanto por la opinión pública como por la familia de Nisman, que interviene como querellante en el proceso.

Por el momento, en la causa solo hay un imputado, el informático colaborador del Nisman, Diego Lagomarsino, por haberle prestado el arma que le provocó la muerte y que fue encontrada junto a su cadáver en el baño de la casa.