Internacional

Guardacostas italianos socorren a casi mil 500 inmigrantes en el Mediterráneo

Cinco operaciones de rescate en el Mediterráneo socorrieron el sábado a unos mil 500 migrantes que zarparon de Libia, anunciaron este domingo en un comunicado los guardacostas italianos.

Por Roma/EFE y AFP

(Foto de referencia). Miles de africanos llegan de forma ilegal cada año a las costas italianas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
(Foto de referencia). Miles de africanos llegan de forma ilegal cada año a las costas italianas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Un buque de la marina militar y cuatro de los guardacostas italianos intervinieron tras varias llamadas procedentes de teléfonos satelitales, interceptadas por la central de socorro de los guardacostas en Roma.

Las llamadas procedían de tres barcos a la deriva frente a las costas libias.

Las fragatas de la Guardia Costera italiana localizaron así tres barcos con 82, 459 y 257 inmigrantes a bordo.

Según el comunicado de la Guardia, poco después se descubría otros dos barcos poco distantes con 349 y 322 inmigrantes.

Las embarcaciones se dirigieron a los puertos sicilianos de la isla de Lampedusa, de Augusta y de Porto Empedocle.

1,469

  • migrantes ilegales fueron rescatados del mar

El conflicto en Libia ha provocado estos últimos meses un aumento de la salida de migrantes del país, en su mayoría oriundos del África subsahariana, rumbo a Italia.

Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio del Interior relativos a febrero, el número de inmigrantes desembarcados en las costas italianas aumentó un 43% con respecto a 2014, con un total de siete mil 882 frente a los cinco mil 506 del mismo período del año anterior.

Si se mantiene ese ritmo de aumento se podría sobrepasar el récord que Italia batió en 2014, cuando llegaron más de 160 mil inmigrantes irregulares, una cifra que multiplicó por cuatro las más de 40 mil personas del año 2013.

barco-1.jpg

En 2014 se rescataron a más de 160 mil inmigrantes ilegales en las costas italianas. (Foto Prensa Libre: Internet).