Internacional

Honduras espera que México se una a Alianza para la Prosperidad

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, expresó hoy en la ciudad colombiana de Cartagena su deseo de que México adquiera una participación mayor en el plan de la Alianza para la Prosperidad.

Por Cartagena/EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (d), y su esposa Rosa Bonilla, llegan a Cartagena, Colombia, donde participó en la Cumbre Iberoamericana. (Foto Prensa Libre: AFP).
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (d), y su esposa Rosa Bonilla, llegan a Cartagena, Colombia, donde participó en la Cumbre Iberoamericana. (Foto Prensa Libre: AFP).

Durante su intervención en la vigésimo quinta edición de la Cumbre Iberoamericana, Hernández destacó este programa, implementado con el apoyo de Estados Unidos para mitigar la migración irregular, y manifestó su esperanza de que México tenga, próximamente, "una participación mucho más protagónica".

Para hacer frente a la violencia y falta de oportunidades que provoca la inmigración procedente de Centroamérica, el pasado febrero, el presidente de EEUU, Barack Obama, solicitó al Congreso una partida de 750 millones de dólares de ayuda a la región, dentro del presupuesto de 50.100 millones para el año fiscal 2017.

El Congreso no ha aprobado aún esa partida, aunque sí dio luz verde a otros 750 millones para el año fiscal 2016, de los que la mitad estaba condicionada a la certificación por parte de EEUU de que cada uno de los países daban pasos para combatir sus mayores problemas, entre ellos la corrupción y la impunidad.

Centroamérica, en especial el Triángulo Norte, es una de las zonas del mundo más violentas pese a que no se desarrolla una guerra convencional y esto afecta gravemente a la vida en una región marcada por la pobreza que decidió emigrar de forma masiva a Estados Unidos y México, los principales destinos.

La migración, que debería considerarse como "un derecho humano", se atiende dando prioridad a las causas que generan esta situación, enfatizó Hernández, quien aseguró que la responsabilidad central es "primariamente" de los partidos gobernantes.

El mandatario aseguró que la migración, junto con la gobernabilidad y el narcotráfico, los retos "más grandes" a los que se pueden enfrentar las generaciones venideras en el futuro y agregó que es obligación de los Gobiernos dar oportunidades a los jóvenes para que tengan la oportunidad de capacitarse y ser "verdaderos agentes de cambio".

Para ello, comentó como en su país se han impulsado políticas en materia de empleo y formación profesional, porque hay que ser "conscientes" de que es "fundamental" atender a esta juventud, una "enorme cantidad de seres humanos", pero, sobre todo, "un gran potencial" que debe ser alejado de las organizaciones criminales.

"Para hacerlo (....) hay que crear oportunidades genuinas", resumió Hernández durante la cita de este sábado en Cartagena, ciudad que ya acogió la IV edición en 1994 y que este año tiene como lema central "Juventud, Emprendimiento y Educación".