Internacional

Israel confiscará 150 hectáreas de tierras agrícolas palestinas

El Ministerio de Defensa israelí ha aprobado la confiscación de más de 150 hectáreas de terreno cerca de Jericó, en el territorio ocupado de Cisjordania, que declarará terrenos estatales, denunció el miércoles la oenegé israelí Shalom Ahshav  (Paz Ahora) .

Por Jerusalén/AFP/EFE

<span class="hps">Una</span><span class="hps"> plantación</span> <span class="hps">de palmeras,</span> <span class="hps">en una zona agrícola que será confiscada por Israel.</span>
Una plantación de palmeras, en una zona agrícola que será confiscada por Israel.

De acuerdo a un comunicado emitido por la oenegé y que recoge una información difundida el miércoles por la radio del Ejército israelí Galei Tzahal, el ministro, Moshé Yaalón, aprobó la declaración de 154 hectáreas al sur de la ciudad palestina de Jericó como terrenos del Estado.

La oenegé israelí subraya que estos terrenos habían sido tomados por colonos judíos hace un año con el propósito de convertirlos en áreas de cultivo agrícola.

Según la emisora militar, la declaración de terrenos estatales por el Ministerio de Defensa se producirá en las próximas semanas.

La Oficina de Información del ministro declino la petición de comentarios de Efe.

Paz Ahora indica que, de aprobarse, esta será la más amplia declaración de parcelas palestinas como terrenos estatales desde agosto del 2014, cuando 400 hectáreas en el bloque de asentamientos de Gush Etzion, en el sur de Cisjordania, fueron declarados tierras del Estado, lo que provocó una ola de condenas internacionales.

“La continua confiscación por el Gobierno de (Benjamín) Netanyahu es una catástrofe diplomática. La decisión del Gobierno es otro paso en el camino de la destrucción de la posibilidad de una solución de dos estados” , afirma en el comunicado la oenegé israelí.

Según la prensa israelí están concernidas 150 hectáreas de terrenos agrícolas, cerca de la ciudad palestina de Jericó y de la colonia israelí de Almog.

Si se lleva a cabo esa anexión sería la más importante en muchos años en el valle del río Jordán, dijo a la  AFP  Hagit Ofran, una responsable de Paz Ahora, que vigila, documenta y denuncia la colonización en los territorios ocupados.

“La confiscación continua de tierras por parte del gobierno de (el primer ministro israelí Benjamin) Netanyahu representa una catástrofe diplomática” , dijo la oenegé en un comunicado.

“La decisión del gobierno (israelí) es un paso más en la destrucción de una solución consistente en dos estados” , añadió Paz Ahora.

En la práctica, parte de esas tierras está siendo ya explotada por agricultores israelíes, según la prensa local.

En el pasado, Israel justificó este tipo de anexiones invocando una legislación que permite apropiarse de tierras palestinas en barbecho desde hace años.

El Departamento de Negociaciones de la Organización para la Liberación de Palestina  (OLP) ha convocado a los medios hoy en Jericó para expresar su condena a la decisión israelí.