Internacional

Rigoberta Menchú pasa momento incómodo en México

Una estudiante mexicana reprendió en público este viernes a la premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú, quien pidió un minuto de silencio por los 43 normalistas desaparecidos en 2014.

El portal sinembargo.mx informó que la activista guatemalteca está en el estado de Guerrero para participar en la observación de comicios locales y fue invitada a dos foros, donde habló de su vida y la democracia guatemalteca.

En uno de esos actos, pidió un minuto de silencio por la memoría de los 43 estudiantes de la localidad de Ayotzinapa que fueron secuestrados aparentemente por agentes de seguridad y luego ejecutados, según la versión de la fiscalía mexicana, aunque los cuerpos no han sido encontrados.

Sin embargo, de inmediato subió a la plataforma una estudiante que dijo ser amiga de un estudiante de artes visuales que en días recientes fue secuestrado y decapitado en esa región.

“Estudiaba en Bellas Artes y regresó a visitar a su familia. Lo levantaron -secuestraron- afuera de su casa y apareció el 27 de mayo, le quitaron la cabeza, su cuerpo estaba en descomposición absoluta y lo reconocimos por un tatuaje”, dijo.

A continuación se dirigió a Menchú, a quien dijo: "La indignación y la rabia no se puede acabar y sé que usted lo entiende. No podemos seguir pidiendo un minuto de silencio por los desaparecidos porque pedir un minuto de silencio por cada desaparecido y por cada asesinado en nuestro país, en nuestro Estado, es quedarnos callados eternamente”.

Aparte, Felipe de la Cruz, un portavoz del movimiento de familiares que exige justicia por la desaparición de los estudiantes, lamentó que Menchú promueva las elecciones en Guerrero, a lo cual los familiares se oponen. Menchú "es un personaje que no conoce de qué manera nos han gobernado en México desde hace muchos años", dijo De la Cruz.