Internacional

Opositores nicaragüenses piden elecciones limpias en comicios del 2016

Decenas de opositores nicaragüenses se manifestaron este miércoles para exigir cambios en la dirección del Consejo Supremo Electoral  (CSE) , controlado por el oficialismo, para asegurar la transparencia en los comicios de 2016, en los que el presidente Daniel Ortega podría optar a otra reelección.

Por Managua/AFP

<em><span class="hps">Un activista</span><span class="hps"> quema</span> <span class="hps">una bandera</span> <span class="hps">sandinista</span> <span class="hps">durante una protesta</span><span class="hps"> en</span> <span class="hps">Managua</span><span>.(Foto Prensa LIbre:AFP).</span></em>
Un activista quema una bandera sandinista durante una protesta en Managua.(Foto Prensa LIbre:AFP).

“Elecciones libres” , “No más Ortega en el poder” , “Quiero una Nicaragua sin corrupción” , corearon los manifestantes durante la protesta, convocada en Managua por el Partido Liberal Independiente  (PLI, derecha) , principal fuerza de oposición.

Una valla de policías protegidos con escudos impidió a los opositores acercarse al edificio del CSE, en el centro de la capital, donde los uniformados cerraron además el tráfico desde tempranas horas del día.

Los manifestantes quemaron la bandera del gobernante Frente Sandinista  (FSLN, izquierda) , que lidera Ortega, y otros pintaron los escudos de los policías en señal de protesta.  

Esta es la décimo sexta protesta que la oposición realiza los días miércoles con la participación de menos de 300 personas, entre ellos diputados liberales, dirigentes y activistas de la disidencia sandinista, dijo el diputado liberal Eliseo Núñez.

La oposición acusa al Consejo Electoral de servir a los intereses del partido de gobierno.



Los opositores se acercan frente al edificio del CSE. (Foto Prensa Libre:AFP).
Los opositores se acercan frente al edificio del CSE. (Foto Prensa Libre:AFP).


Ortega, quien gobernó durante la revolución sandinista  (1979-1990) y dirige el país desde el 2007, podría buscar el próximo año otra reelección al amparo de una criticada reforma constitucional, en vigor desde el 2014, que avaló la reelección presidencial indefinida.

Según una encuesta de opinión realizada en mayo recién pasado por la firma Cid Gallup, el mandatario goza de la simpatía del 74% de la población.