Internacional

El santo de América es proclamado beato

“En virtud de nuestra autoridad apostólica facultamos para que el venerado siervo de Dios, Óscar Arnulfo Romero Galdámez, obispo, mártir, pastor según el corazón de Cristo, evangelizador y padre de los pobres, testigo heroico de los reinos de Dios, reino de justicia fraternidad y paz, en adelante se le llame beato” , proclamó el cardenal Angelo Amato al leer una carta del papa Francisco.

Por San Salvador/AP

La plaza Divino Salvador del Mundo, San Salvador, escenario de la beatificación.(Foto Prensa Libre: AP).
La plaza Divino Salvador del Mundo, San Salvador, escenario de la beatificación.(Foto Prensa Libre: AP).

A las 10 hora local, las campanas de las iglesias de San Salvador, El Salvador, anunciaron la ceremonia de beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero.

Miles de salvadoreños comenzaron a congregarse este sábado en una plaza capitalina donde se desarrolla este sábado la beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado por un francotirador cuando oficiaba misa en marzo de 1980.

Las delegaciones de miles de parroquias del interior del país y otras naciones centroamericanas ingresaron a la plaza de manera ordenada y con banderas amarillas y blancas, los colores de la Iglesia Católica.

“Podrán matar al profeta, pero no la voz de la justicia, su voz nunca la van a callar”, entonaron los feligreses de la parroquia de la Señora de La Asunción, de uno de los suburbios del norte de la capital.

“Sus palabras quedarán para la eternidad”, dijo Marlene Sánchez, una empleada de 26 años.





Se veía a jóvenes, la mayoría nacidos después del asesinato del arzobispo, pero que relataban que conocieron la vida y muerte de Romero a través de sus abuelos, padres y las parroquias de las comunidades. Para el seminarista hondureño Carlos Zavala, de 24 años, monseñor Romero “ha influenciado la labor pastoral en América Latina para ponerla al servicio del pueblo... estoy emocionadísimo y estamos aquí enfrente del templete donde será la beatificación”.

Los invitados especiales comenzaron a llegar al templete, entre ellos el expresidente Alfredo Cristiani, el primer mandatario de la derechista Alianza Republicana Nacionalista. Durante su mandato (1989-1994) se firmaron los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra civil y se emitió una ley de amnistía para todos los responsables de las violaciones a los derechos humanos, entre ellos los autores intelectuales y materiales del magnicidio de Romero.

Al acto asisten  más de 260 mil personas reunidas en un radio de 5.6 kilómetros.

Vea el video donde el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, visita la cripta de monseñor Oscar Romero. (Video: La Prensa Gráfica/El Salvador).