Internacional

Congreso deberá ocuparse del Daca, dice Trump 

El presidente de EE. UU., Donald Trump, decidió que el futuro de los jóvenes soñadores pase al Congreso. 

Por AP / Washington

Archivado en:

DACA Donald Trump Migración

Se prevé con esto que el presidente Donald Trump ponga fin a las protecciones para jóvenes inmigrantes que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños, pero con una demora de seis meses. 

La demora en el desmantelamiento formal de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés) tendría la intención de darle tiempo al Congreso para decidir si quiere o no abordar el estatus de los llamados dreamers con una ley, de acuerdo con dos personas familiarizadas con la idea del presidente.

No estuvo claro de inmediato cómo funcionaría este retraso en la práctica ni qué ocurriría con las personas que tienen permisos de trabajo en vigor gracias al programa, o con aquellos cuyos permisos expiren en esos seis meses.

Tampoco está claro qué ocurrirá exactamente si el Congreso no logra aprobar una medida en ese plazo, señalaron las dos fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizadas a discutir el asunto antes del anuncio oficial, previsto para el martes.

Puntos medulares de la decisión de Trump:

  • No se pueden presentar nuevas solicitudes para este beneficio desde este martes 5 de septiembre
  • Las solicitudes recibidas hasta ayer se procesarán con normalidad
  • Los permisos de dreamers que caduquen entre este martes 5 de septiembre y 5 de octubre podrán renovarse por medio de una solicitud
  • El Congreso tiene seis meses para buscar una solución definitiva 

En ese sentido, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, consideró este martes que lo "compasivo" es acabar con el plan conocido como DACA, promulgado por Barack Obama y que ha protegido de la deportación a 800 mil indocumentados.

"Lo compasivo es acabar con esta anarquía, implementar nuestras leyes y, si el Congreso elige hacer cambios en nuestras leyes, hacer eso a través del proceso establecido", señaló Sessions en una rueda de prensa en el Departamento de Justicia.

"Nosotros, como estadounidenses, no debemos responsabilizar legalmente a los niños de las acciones de sus padres", James Lankford, senador republicano. 

Sessions hizo alusión así a la promesa que hizo el presidente de EE. UU., Donald Trump, para abordar con "corazón" el tema del programa DACA, un plan que, durante la campaña presidencial de 2016, prometió anular nada más llegar a la Casa Blanca. 

Se sabe que el presidente, que ha sopesado durante meses el asunto, ha cambiado de parecer en el pasado y podría hacerlo de nuevo. El plan fue reportado en primera instancia la tarde del domingo por Politico.

Trump lleva meses pensando qué hacer con el programa DACA, aprobado por su antecesor Barack Obama, que protege a casi 800 mil jóvenes migrantes de la deportación y les dio la capacidad de trabajar de forma legal con permisos de dos años renovables.

“Será mejor que el presidente Trump se prepare para la lucha de derechos civiles de su gobierno". Activistas.

Este martes se vence el plazo concedido por funcionarios estatales republicanos para demandar al gobierno de Trump si no cancela el programa. Coincide además con el nuevo acercamiento del mandatario a su base de votantes en un momento en que enfrenta cada vez más críticas y su nivel de aceptación ronda el mínimo histórico.

Apenas la semana pasada, Trump seguía indeciso sobre la manera de lidiar con lo que son sin duda los inmigrantes más aceptados entre los que viven ilegalmente en Estados Unidos. Muchos de ellos llegaron al país siendo niños y no tienen recuerdos de sus lugares de origen.

Durante la campaña presidencial, Trump calificó el DACA de "amnistía" ilegal y prometió eliminar el programa el día que llegase a la Casa Blanca. Pero desde su elección, ha estado demorando el asunto y llegó a asegurar en su momento que los afectados podrían "descansar tranquilos".

Trump se ha mostrado inusualmente abierto al momento de lidiar con la decisión en los primeros meses de su gobierno.

Durante una conferencia en febrero, dijo que el tema era “un asunto muy, muy complicado para mí, debo admitirlo. En lo personal, es uno de los asuntos más complicados que tengo”.

“Se trata de chicos realmente increíbles, diría que en su mayoría”, declaró. “Adoro a esos chicos”.

En tanto, su gobierno seguía procesando solicitudes y renovaciones de los permisos de trabajo del DACA, ante el desaliento de los conservadores más reacios.

La noticia de la posible decisión del presidente generó fuertes críticas de defensores de ambos lados del asunto.

“Si los reportes son ciertos, será mejor que el presidente Trump se prepare para la lucha de derechos civiles de su gobierno.

Una ley DREAM limpia es una emergencia nacional #DefendDACA”, tuiteó el senador demócrata de Nueva Jersey, Bob Menendez.

“Después de engañar a los #dreamers durante meses con charla de su ‘gran corazón’ @POTUS les cierra la puerta. Vaya corazón”, tuiteó la representante republicana Ileana Ross, de Florida, haciendo referencia a la cuenta oficial del mandatario.

Sin embargo, el representante republicano Steve King, de Iowa, y quien ha descrito el DACA como un programa anticonstitucional, advirtió de que una demora en su desmantelamiento sería un “suicidio republicano”.