Internacional

Trump buscará reelección en el 2020 y comienza a reunir fondos

El presidente de EE.UU., Donald Trump, buscará su reelección en el 2020 para lo que este miércoles inaugura una recaudación de fondos, una entrada en campaña inusualmente temprana que se celebrará en el hotel de Washington que lleva su nombre, lo que ha despertado dudas sobre posibles conflictos éticos.

Por EFE/AFP / EE. UU.

manifestantes gritan en el Hotel Trump International donde Trump asiste a una recaudación de fondos para la reelección del 2020. (AP).
manifestantes gritan en el Hotel Trump International donde Trump asiste a una recaudación de fondos para la reelección del 2020. (AP).

“Por supuesto que se presentará a la reelección”, confirmó este miércoles la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Sanders, al ser preguntada por el acto en una conferencia de prensa.

Trump dará un discurso en una exclusiva cena cerrada a la prensa en el Hotel Internacional Trump, situado a un kilómetro de la Casa Blanca, y cada asistente al acto pagará alrededor de 35 mil dólares por compartir un rato con el mandatario.

Protestas en el hotel donde Trump asiste a una recaudación de fondos para la reelección del 2020.(AP).
Protestas en el hotel donde Trump asiste a una recaudación de fondos para la reelección del 2020.(AP).

La cena está organizada por “Trump Victory” , un comité conjunto creado por la campaña presidencial del mandatario y el Comité Nacional Republicano, que se repartirán los fondos recaudados.

Trump apenas lleva cinco meses en el poder, por lo que su entrada en campaña con tres años de antelación llama la atención, especialmente cuando se compara con el precedente de Barack Obama, que empezó a trabajar para su reelección un año antes de los comicios presidenciales del 2012.

Pero al nuevo mandatario le gusta estar en campaña, y de hecho, desde que llegó al poder en enero ha seguido celebrando actos prácticamente idénticos a sus mitines electorales del año pasado en estados clave.

Manifestantes protestan frente al hotel donde Trump asiste a una recaudación de fondos para la reelección.(AP).
Manifestantes protestan frente al hotel donde Trump asiste a una recaudación de fondos para la reelección.(AP).

En su primer día en el poder, el 20 de enero, Trump ya tramitó los documentos necesarios para presentarse a la reelección en el 2020, y su campaña recaudó 7 millones de dólares para ese objetivo hasta finales de marzo.

La celebración del acto en el hotel de Trump ha generado algunas críticas al mandatario, que ya enfrenta al menos tres demandas por posibles conflictos éticos derivados de la confluencia de sus intereses empresariales y sus deberes como líder de Estados Unidos.

Mientras que la situación es para muchos incómoda, ha sido parte de la vida política estadounidense por mucho tiempo que el presidente contribuya con los eventos de recaudación de fondos, sean para su partido o para su propia causa.

Pero en el caso del magnate de negocios convertido en presidente, las cosas son un poco más complicadas: los ricos donantes que van a escucharle hablar el miércoles por la noche estarán contribuyendo no sólo con su futura campaña, sino también con su imperio inmobiliario.

manifestantes gritan a los clientes en el Hotel Trump International.(AP).
manifestantes gritan a los clientes en el Hotel Trump International.(AP).

Aunque el millonario mandatario ha confiado a sus hijos la gestión cotidiana de sus intereses empresariales, conservó toda su participación en la Organización Trump.

Tras asumir la Presidencia en enero, Trump decidió no desvincularse de la propiedad de la Trump Organization, un conglomerado inmobiliario internacional, y solamente renunció a sus cargos dentro de la compañía para ceder el poder a sus hijos Eric y Donald Jr.

Unos 200 legisladores demócratas recientemente presentaron una demanda contra Trump, argumentando que está violando la Constitución al aceptar pagos extranjeros a través de su imperio de hoteles, campos de golf y otras propiedades.

En cuanto a su lujoso hotel en Washington, los beneficios que genera irán a parar a una cuenta de la empresa familiar de Trump mientras él esté en el poder, aunque no está claro si podrá tener acceso a esos fondos una vez que abandone la Casa Blanca.