Opinión

Eclipse

Premio Cervantes, el Nobel de Literatura en español

Ileana Alamilla

Ileana Alamilla

El  20 de junio el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España  convocó al Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes correspondiente a este año, con el  que se rinde anualmente público testimonio de admiración a la figura de un escritor que, con el conjunto de su obra, haya contribuido a enriquecer el legado literario hispánico. Así reza la introducción de la convocatoria.

El Premio está dotado con 125 mil euros, no puede ser dividido, declarado desierto ni concederse a título póstumo.

Los candidatos pueden ser los escritores o escritoras cuya obra literaria esté escrita, totalmente o en su parte esencial, en Lengua Castellana. Pueden presentar candidaturas: las Academias de la Lengua Española, los autores premiados en anteriores convocatorias, las instituciones que su naturaleza, fines o contenidos estén vinculadas con la literatura en lengua castellana y los miembros del Jurado.

La presentación de candidatos se realiza en un escrito dirigido a la Secretaría del Jurado, por los ponentes, en el que se hacen constar los méritos y circunstancias especiales que concurren en los autores propuestos, acompañado de una memoria sobre la obra literaria publicada por los mismos. Hay un plazo para la presentación.

El Jurado es nombrado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte. Se integró este año con el último galardonado con el Premio Miguel de Cervantes, don Eduardo Mendoza, español; el ganador en 2015, don Fernando del Pozo se excusó; con un miembro de la Real Academia Española, quien presidió el Jurado; y las personas designadas por la Academia Nacional de Letras de Uruguay, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, la Unión de Universidades de América Latina, el Instituto Cervantes y por el delegado del ministro de Educación. También lo integraron representantes de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, de la Asociación Internacional de Hispanistas y de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap), de la cual la APG es miembro.

Para garantizar la igualdad efectiva de mujeres y hombres, se promueve la presencia equilibrada entre los miembros del Jurado. El Ministerio designará al que corresponda para mantener la paridad. En este caso fuimos seis mujeres, ya que tuve el inmerecido honor de representar a la Felap.

Las votaciones se efectúan mediante voto secreto y solo se tienen en cuenta los votos emitidos por los miembros del Jurado que asistan personalmente a las reuniones. El fallo se publica en el Boletín Oficial del Estado, es definitivo, no puede impugnarse.

Estas son las disposiciones contenidas en la orden ministerial por la cual se convocó al Premio. Los miembros del Jurado son informados de su designación para otorgar el principal premio otorgado en lengua Castellana. La primera convocatoria fue en 1975 y el máximo reconocimiento se entrega el 23 de abril de cada año, fecha del fallecimiento de don Miguel de Cervantes, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

Solo cuatro mujeres lo han recibido: Elena Poniatowsca, Ana María Matute, Dulce María Loynaz y María Zambrano.

Esta ha sido una de las experiencias más emotivas de mi vida. Desde el momento que mi Federación me distinguió con este alto honor, luego recibir la comunicación oficial, hacer la selección de candidatos a proponer, estudiar su memoria literaria, transitar por sus historias, sus talentos, sus actividades, grandes aptitudes y dones fue un verdadero privilegio que concluyó, en esta primera parte, en la selección del premiado, el escritor centroamericano Don Sergio Ramírez Mercado.

iliaalamilla@gmail.com