Opinión

a contraluz

Trump se lanza contra migrantes

Haroldo Shetemul

Haroldo Shetemul

Archivado en:

Migrantes

Las deportaciones masivas que tanto se temían durante la era Trump son ya una realidad con el arribo del primer vuelo de migrantes deportados previsto para hoy, tras las directrices del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Por eso le corresponde al gobierno de Jimmy Morales tomar medidas de emergencia, no solo para darles un recibimiento digno a nuestros compatriotas expulsados, sino para responder con medidas concretas de asistencia socioeconómica. Hoy es cuando el Estado debe demostrar cuánto le importan los connacionales que han mantenido un flujo constante de remesas que han sido un pilar fundamental de la economía del país. También se les debe proporcionar apoyo psicológico porque muchos de ellos vendrán con el trauma de haber dejado el territorio que los acogió durante años y donde probablemente se quedaron sus hijos procreados en el país del Norte.

Esta es una situación terrible para miles de guatemaltecos que ahora viven con terror de ser capturados en cualquier lugar y deportados de inmediato. Las nuevas disposiciones de Trump no solo están dirigidas a quienes han cometido delitos, sino a todo el que esté en situación de indocumentado. La furia del presidente estadounidense se lanza contra los migrantes que constituyen el sector más débil de la población que vive en EE. UU. y con la cual trata de cumplir sus promesas de campaña de sacar de ese país a quienes supuestamente quitan empleos a los estadounidenses. John Kelly, secretario de Seguridad de EE. UU., informó en el sitio web del Departamento de Seguridad Interna que con muy pocas excepciones no se eximirá a ninguna clase o categoría de extranjeros, a quienes se aplicará la deportación conforme a la ley. “Todos aquellos en violación de las leyes de migración pueden ser sujetos a procedimientos de aplicación de la norma, incluyendo la remoción de EE. UU.”, indicó Kelly.

Por cierto, el funcionario norteamericano comenzará hoy reuniones en Guatemala con el presidente Morales y varios funcionarios, con quienes tratará, entre otros temas, aspectos de seguridad y migración. Esta visita es un mensaje muy claro de que EE. UU. mantiene el plan de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte, entre cuyos objetivos está detener el flujo de migrantes centroamericanos hacia su país. Tan es así, que Kelly visitará las instalaciones de la Fuerza Aérea Guatemalteca para observar cómo funciona el Centro de Recepción de Deportados y presenciará el arribo del primer vuelo de migrantes deportados durante la administración de Trump.

Para el impulso de la política de deportación masiva, Kelly contratará a 15 mil nuevos agentes. Estos oficiales de inmigración tendrán ahora mayor autoridad para detener a cualquier extranjero que consideren sospechoso de estar sin documentación migratoria, lo cual introduce un elemento de segregacionismo contra la población latina. El color de piel y la fisonomía podrían determinar si alguien es culpable a la luz de la política Trump. Las detenciones pueden ocurrir en áreas de trabajo, en la calle y en los hogares de los 11 millones de migrantes en situación irregular, entre ellos mexicanos, guatemaltecos y demás centroamericanos. Nunca antes el temor había invadido tanto a nuestros compatriotas que podrían ser deportados de manera fulminante, porque Trump quiere su salida inmediata. Este es un drama humano de incalculables consecuencias que podría convertirse en tragedia nacional si no se toman las medidas pertinentes para apoyar a nuestros connacionales.

@hshetemul