Justicia

PNC está calada por criminalidad

La infiltración del crimen organizado en la Policía Nacional Civil (PNC) se evidencia en que en los dos últimos años han sido capturados 673 agentes de ese cuerpo de seguridad involucrados en diversos delitos.

Por Byron Rolando Vásquez

Cinco agentes de la PNC fueron capturados por extorsión en la subestación de San Manuel Chaparrón, Jalapa el 23 de marzo de 2015.
Cinco agentes de la PNC fueron capturados por extorsión en la subestación de San Manuel Chaparrón, Jalapa el 23 de marzo de 2015.

En el 2014 fueron detenidos 371 policías, mientras que en lo que va del presente año han sido apresados 302, entre ellos 22 en la última semana —incluidos los cuatro de ayer—, según datos de la Inspectoría General.

El 9 de agosto, en El Asintal, Retalhuleu, se detuvo a ocho policías señalados de pertenecer a una estructura de trasiego y robo de drogas.

Al día siguiente se apresó a otros cinco agentes señalados de integrar una banda de robacarros que operaba en Antigua Guatemala, Sacatepéquez.

El miércoles último fueron aprehendidos cinco policías más señalados de secuestro, encubrimiento propio e incumplimiento de deberes.

“Se tienen que poner más filtros de selección porque estos son débiles, para tener la certeza de que quienes ingresan a la Academia de la PNC saldrán a la calle a brindar seguridad”.Verónica Godoy, del Imasp.

A lo anterior se agrega que un grupo policías asaltaron el viernes por la noche a una delegación de deportistas no videntes de Honduras, en las cercanías de Agua Caliente, ruta al Atlántico.

Según Acción Ciudadana (AC), la PNC está ahora más infiltrada por el crimen que la institución que recibió este gobierno en enero del 2012.

Expertos en seguridad señalan que esta situación se debería a la deficiente preparación académica de los miembros de la PNC, y por la ausencia de filtros en procesos de contratación.

Cantidad o calidad

Verónica Godoy, de la Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública (Imasp), señala que el Gobierno se ha enfocado en graduar una determinada cifra de policías, pero se ha dejado por un lado la exigencia en la selección y la formación ética.

“El hecho de enfocarse en que haya más policías tiene repercusiones en el sentido de que se privilegia más la cantidad que la calidad de los agentes”, afirmó la experta del Imasp.

Agregó: “Lamentablemente, la Policía como institución es un reflejo del sistema corrupto, porque se dan condiciones que facilitan que se involucren en redes delictivas”.

Godoy añadió que hacen falta mejores controles durante el proceso de selección de futuros policías porque los actuales mecanismos son débiles.

Hizo énfasis en que la mayoría de los casos tienen que ver con policías de las últimas promociones, que van de dos a cinco años de estar en la institución policial.

Adolfo Alarcón, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, calificó como un retroceso las últimas detenciones de policías. “De ser la institución que debía suplir a una Policía Nacional corrupta, lo que hemos visto es que la PNC no ha dado la talla”, afirmó.

Alarcón manifestó que se ha mencionado la depuración de la institución policial, pero lleva varios años y no se concluye con esta e incluso se ha procesado a directores de la PNC.

Coincidió con Godoy, en que no hay mecanismos adecuados para la selección de los futuros policías y se ha sacrificado la calidad a cambio de tener una mayor cantidad de agentes.

“Lo que estamos viendo es que todo fue una oferta que no tenía mucho sustento y que la Policía sigue siendo una institución que da cobijo a muchas bandas criminales”.Acción Ciudadana

Fracasó mano dura

AC señala que la promesa del gobierno de Mano Dura fue un fracaso.

“Su principal oferta fue la seguridad, el fortalecimiento de la Policía. Pero lo que vemos es que fue una oferta sin sustento y que sigue siendo una institución que da cobijo a muchas bandas criminales, como el narcotráfico, robo de autos, extorsiones”, aseveró.

AC mencionó que es difícil llevar a cabo la depuración policial cuando funcionarios del más alto nivel están involucrados en la corrupción y son cómplices de diversos delitos y mafias.

“Ellos dicen: si mis jefes están involucrados en actos ilícitos por qué yo no, entonces ellos —policías— siguen la línea de conducta de las máximas autoridades”, puntualizó AC.

Élmer Sosa, viceministro de Gobernación, dijo que hay fuertes controles en el proceso de selección de los futuros policías y atribuyó el involucramiento de agentes en delitos a la pretensión de obtener dinero fácil mas no a penetración de mafias.



El 19  de junio pasado fueron aprehendidos en Chimaltenango  el agentes  Edwin Walfredo  Hidalgo Melgar, y el expolicía Jaime Leonel Mejía Paz, por secuestro.
El 19 de junio pasado fueron aprehendidos en Chimaltenango el agentes Edwin Walfredo Hidalgo Melgar, y el expolicía Jaime Leonel Mejía Paz, por secuestro.


Buscan dinero fácil

Élmer Sosa, viceministro de Gobernación, descartó que por la falta de controles al momento de seleccionar a los futuros policías estos se involucren con bandas delictivas.

Por el contrario, señaló, se debe a la pretensión de los agentes de obtener dinero fácil. “Esto depende más al deseo de querer obtener dinero y bienes sin mayor esfuerzo”, aseguró.

También mencionó que las detenciones de policías se deben al fortalecimiento que se le ha brindado a la Inspectoría General y el seguimiento a las denuncias de la población.

Agregó que en la Academia de la PNC se ejecutan pruebas de confiabilidad y control de selección de personal.

Sosa dijo que en la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica, el personal es sometido continuamente a pruebas de polígrafo, estudios socioeconómicos y psicológicos, entre otros, para mantener el control de los policías.