Escenario

Celebran la fuerza del Rilaj Mam

La figura del Rilaj Mam, que en tz’utuhil significa El gran abuelo, es la fuerza, protección y consejo de los pobladores de Santiago Atitlán, en Sololá.

Por Ángel Elías

El Rilaj Mam acompaña la procesión de Cristo Sepultado en la plaza central de Santiago Atitlán. (Foto Prensa Libre: Ángel Elías)
El Rilaj Mam acompaña la procesión de Cristo Sepultado en la plaza central de Santiago Atitlán. (Foto Prensa Libre: Ángel Elías)

Al Rilaj Mam también se conoce como Maximón y forma parte de la espiritualidad maya de aquella región.

“Esta es una divinidad ancestral, tan antigua como la existencia de los pueblos originarios. El gran abuelo fue creado por el Corazón del Cielo, el Corazón de la Tierra”, explica el investigador Guillermo Paz Cárcamo, en su libro Revelaciones.

Importancia

Estas fechas para el Rilaj Mam y la cofradía que lo alberga tiene un significado especial, ya que en la Semana Santa se ofrecen diversas ceremonias relacionadas con este personaje, muchas de las cuales se mezclan con la iglesia católica.

El sincretismo religioso de Santiago Atitlán es particular. “El Lunes Santo los cofrades llevan las vestimentas del Rilaj Mam a las aguas del lago de Atitlán para lavarlas. Al siguiente día estas se secan en la cofradía, actividad exclusiva de los cofrades”, explica Paz Cárcamo. El miércoles llevan la figura a su capilla, pero antes visitan la municipalidad.

Vea en nuestra edición en papel más fotografías de este evento.

Respeto ceremonial

El Viernes Santo es especial para el pueblo. “En el interior de la iglesia hay tambores y chirimía, hay un respeto ceremonial”, relata Paz.

La Procesión del Santo Entierro sale a las 15 horas y al pasar frente a la capilla de Rilaj Mam la imagen de este sale y acompaña al féretro, todo con una danza particular sobre los hombros del cofrade más importante del pueblo. “Durante todo eso, una comitiva de cofrades cierra la salida de la procesión, mientras el Rilaj Mam y el Santo Entierro mantienen una conexión”, agrega.

Este acto puede durar horas, en el cual el Santo Entierro avanza y retrocede, en pasos que simulan una danza. Esto termina en el momento en el cual el Rilaj Mam regresa a su capilla.