Escenario

Veneración de tres siglos a Jesús Nazareno de los Milagros

Las cofradía de Jesús Nazareno de los Milagros, fundada en 1736 y que continuó y fortaleció la devoción a esta imagen en la Nueva Guatemala de la Asunción, se caracterizó por un continuo “peregrinaje” por varios templos de la ciudad, hasta que finalmente se estableció en el actual Santuario de San José, 5a. calle y Avenida San José, zona 1, a mediados del siglo XIX.

Por Brenda Martínez

La hermandad de Jesús de los Milagros se fundó hace 280 años en Santiago de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Jorge Ordóñez)
La hermandad de Jesús de los Milagros se fundó hace 280 años en Santiago de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Jorge Ordóñez)

Entre las iglesias donde fungió la cofradía estaba Beaterio de Indias, Cerro del Carmen, Santa Rosa y  Cruz del Milagro —actual Parroquia Vieja, zona 6—.

El origen de la imagen estuvo vinculado a Lorenzo de la Paz o Lorenzo de Paz, un criollo  originario de Comayagüa, Honduras, y mercader  dedicado a la compra y venta de bienes inmuebles, quien al hacer un inventario de los bienes que tenía, mencionaba que el Nazareno —tallado a finales del siglo XVII—  era su posesión de mayor valor.

Después de su muerte, la escultura quedó bajo el cuidado de su hijo Lorenzo, quien entre 1735 y 1736 la donó a la ermita de la Santa Cruz del Milagro, del barrio de Chipilapa y que se encontraba en construcción, con la condición de que se fundara una cofradía bajo su advocación para rendirle culto, explica en un artículo el doctor e historiador Óscar Gerardo Ramírez Samayoa.





En la ermita del barrio de Chipilapa, en Santiago de Guatemala, ubicado a la orilla del río Pensativo, que surgió  a finales del siglo XVII,   se fundaron dos hermandades, la de la Santa Cruz del Milagro, entre 1704 y 1706, y la de Jesús Nazareno, en 1736, dice Ramírez. En este lugar   germinó el culto a Jesús de los Milagros.

En 1736 la imagen salió en procesión penitencial el Martes Santo por la noche y la acompañó la Santa Cruz del Milagro y una pequeña imagen de la Virgen de Dolores, añade.





A pesar de sus continuos traslados, los cofrades mantuvieron la procesión y el culto al Nazareno y a la Santa Cruz. La imagen se puso a veneración en la iglesia de San José, de forma definitiva, a mediados del siglo XIX. Este recinto fue erigido por el gremio de carpinteros, después del traslado de la ciudad,  en 1776, e inaugurado en 1783, el primero que se terminó de construir en la nueva capital.





La edificación, que lucía un estilo barroco en la fachada, en la que destacaban las columnas serilianas, se desplomó con los terremotos de 1917 y 1918, explica el cronista de la ciudad, Miguel Álvarez.





Este Nazareno  tiene mucha veneración, por el movimiento de su rostro que está vuelto hacia los fieles, con una mirada muy conmovedora, refiere  José Luis Colmenares, rector del Santuario.





Esta procesión  es  una de las más importantes y  grandes de la capital, y tomó  auge por las innovaciones que se implementaron. Este año, Jesús de los Milagros y  la Virgen de Dolores estrenarán andas con mayor número de brazos. 

El Nazareno será cargado por 15 mil 872 devotos, explica Luis López, presidente de la Asociación Jesús Nazareno de los Milagros. La ornamentación de las andas será dedicada al Año Jubilar de la Misericordia.

Pioneros en elementos nuevos en la parafernalia procesional

  • En 1954, la asociación, que se establece ese año, congrega a 2 mil 160 cargadores devotos, dirigida por Mario Ruata Asturias, quien efectúa cambios en el desarrollo de la procesión. Se estrenan nuevas andas de 40 brazos, un tamaño colosal para ese entonces.




  • En 1955, el anda aumenta a 50 brazos, cargada por 3 mil 150 devotos. Por primera vez sale un escuadrón de romanos, quienes lucían capas rojas. El Domingo de Ramos de ese año, el cortejo salió a las 9 horas.




  • Ese año también, por primera vez, salen estandartes del Vía Crucis y se estrena la sentencia, obra de Elio Cuéllar, que se leía antes de salir la procesión.
  • En 1961 se añaden las águilas reales, símbolo utilizado por los romanos, en las esquinas de las andas. Se fabrican en mayores dimensiones que las originales, que fueron trasladadas al anda de la Virgen de Dolores.

Agenda de actividades

  • Mañana: procesión del primer jueves de Cuaresma, conocida en el pasado como Del Silencio. Sale a las 15 horas y retorna a las 12 de la noche.
  • 20 de febrero: cortejo procesional conmemorativo de la Virgen de Dolores, en el segundo aniversario de su consagración.  Hará un recorrido por los Siete Dolores de María. Sale a las 18 horas y retorna a las 22 horas.
  • Domingo de Ramos: sale a las 6.30 horas y retorna a la 1 horas del Lunes Santo.

Lea la infografía completa en la edición impresa de Prensa Libre, o adquiérala aquí.