Vida

Los pequeños y sus propósitos

Un nuevo año está por empezar y es una buena ocasión, tanto para los padres como para los hijos, de reflexionar sobre todo lo que se logró en el  2014.

Establecer algunas pautas de propósitos para los niños para el nuevo año será un gran desafío. A los pequeños les encanta saber qué es lo que puede esperarse de ellos. Por ello, se sugiere impulsar buenos hábitos como mejorar la higiene: lavarse las manos antes de las comidas, cepillarse los dientes y no negarse ir a la ducha cada día.

También es bueno hacerles ver la importancia de compartir los juguetes, comida y juegos con otros niños, y de que recojan y organicen sus juguetes y ropa. Además, deben trazarse la meta de hacer las cosas solos como bañarse, atarse los cordones de los zapatos y vestirse.

Es fundamental que ayuden en las tareas de casa, como hacer la cama o poner la mesa. Así como hacer los deberes y estudiar, con el objetivo de sacar mejores notas en el colegio. Otra meta que pueden ponerse es practicar un deporte, y no estar tanto tiempo frente al televisor; ser más obediente y generoso con familiares y amigos.

Los padres deben fortalecer el respeto hacia sus hijos, tenerles más paciencia, educarlos con el ejemplo y dedicarles más tiempo.