Salud y Familia

Alcoholismo y familia

Aliarse a la causa del alcoholismo es un acto de amor y de servicio.

Por Rina Montalvo

Con el paso de los años he compartido los programas de Alcohólicos Anónimos con los lectores de esta columna.

Centenares de hombres y mujeres han encontrado la sobriedad por este medio y esto me llena de satisfacción muy íntima.

Testimonios muy fuertes han sido publicados, desahogando así su yo interno frente a ese azote destructor de vidas y familias.

Siempre he querido ser aliada de estos seres que sufren por la causa del alcoholismo. Desde un principio me sumé a este movimiento mundial, allá por el años  de 1958, cuando Bill W. lo inició en los Estados Unidos. ¿He tenido un familiar alcohólico? No, pero siempre he sentido afinidad por estas personas.

Qué importante sería que en los tiempos actuales se continuara intensamente esta campaña en los medio escritos, radiales, televisivos y en las redes sociales. La juventud de hoy tiene más acceso al alcohol y a las drogas y muy poca orientación y ayuda. Niños de 10 años y adolescentes ya están cayendo en el alcoholismo; en sus reuniones no falta esta bebida, y  esto es grave, gravísimo.

Yo siempre he valorado la transcendencia de estos programas de A.A. que se agrupan con un fin común: “Dejar la bebida 24 horas”. Es una manera de rescatar a quienes atraviesan situaciones críticas. En su testimonio, me escribía hace algunos años un A.A. lo siguiente: “Todo cambió cuando asistí por primera vez a un grupo A.A. de mi barrio. Iba borracho y no comprendía nada de lo que allí se hablaba. ¡Pero regresé! En mi desesperación necesitaba pedir ayuda a los amigos que ya estaban recuperándose en ese grupo y me recibieron como sólo ellos saben hacerlo. Me escucharon y me comprendieron… ¡Yo necesitaba hablar y gritar! Un sentimiento de culpa me oprimía el corazón”.

En esta oportunidad, ahora quiero atender la solicitud de Manuel —un amigo A.A. en recuperación — que me comunica que el grupo A.A. de Guajitos, al que pertenece, está arribando a su 49 aniversario. Este grupo tiene un programa de actividades para celebrar  tan grande ocasión y poder trasladar un mensaje de amor, de fe y de esperanza al alcohólico que aún sufre el látigo de esta terrible enfermedad.

En esta conmemoración especial, el Grupo Guajitos invita con temas libres todos los días, del lunes 31 de octubre a viernes 4 de noviembre, en horarios de 19 a 21 horas. El sábado 5 de noviembre la cita será de 18 a 20 horas en el local del grupo localizado en la 5a. avenida “B” 5-89 colonia Guajitos, zona 21.

Para el domingo 6 está programada la información pública. Esta actividad será  de  15 a  17 horas, en el salón Justo Rufino Barrios, 33 avenida 10-80, zona 21, colonia J. R. B. frente a la estación de la Policía Nacional.

Mi reconocimiento va de corazón para  la lucha y  la constancia del Grupo Guajitos, con mi mayor deseo porque el año próximo celebremos juntos los 50 años de su fundación.

rina.montalvo@gmail.com