Salud y Familia

Cómo enseñarle a un perro a ir al baño

Educar a un cachorro a hacer sus necesidades en solo lugar es a menudo un reto para un nuevo líder de manada, pero el proceso no tiene que ser estresante ni para el humano ni para el perro.

Por Érick Cruz*

Con un poco de paciencia y al establecer horarios y un lugar fijo y adecuado para ese fin, el perro aprenderá a hacer sus necesidades de manera apropiada. (Foto Prensa Libre, tomada de cohersam.com)
Con un poco de paciencia y al establecer horarios y un lugar fijo y adecuado para ese fin, el perro aprenderá a hacer sus necesidades de manera apropiada. (Foto Prensa Libre, tomada de cohersam.com)

La verdad es que esta es una situación en la cual contamos con la ayuda de la Madre Naturaleza, trabajando a nuestro favor para entrenar a los cachorros. Cuando los cachorros nacen, comen y hacen sus necesidades en el espacio donde viven, por ejemplo, la madre siempre los limpia. Nunca se percibe olor de la orina o heces donde los cachorros comen, duermen y viven. Cuando crecen, aprenden a usar áreas externas imitando a su mamá.

De esta manera, todos los perros se condicionan a nunca usar sus espacios como baño. Desde los 2 a los 4 meses de edad, la mayoría de los cachorros aprenden el concepto de entrenamiento para uso de una jaula y para hacer sus necesidades afuera con bastante facilidad, eso se da, en parte, por su reloj biológico.

Un factor positivo que ya está incorporado en el perro cuando se trata del entrenamiento para hacer sus necesidades es el tracto digestivo canino que es extremadamente rápido y eficaz. De cinco a 30 minutos después de que el cachorro coma, querrá defecar. Por lo tanto, con un horario de comidas consistente y tu atención al reloj, tu cachorro puede mantener idas regulares al baño.

En los primeros días de entrenamiento, también debes asegurarte de que el cachorro cuente con un lugar para hacer sus necesidades donde se sienta seguro, un lugar que se vea y huela conocido. ¿Haz notado cómo los perros a menudo hacen sus necesidades en el mismo lugar en que lo hicieron antes? La razón es porque el olor actúa como un disparador.

Como siempre, recuerda que tu propia energía es un factor muy importante en tu entrenamiento. Si te sientes nervioso o impaciente o tratas de apurar a un cachorro para que haga sus necesidades, esto también puede estresarlo. Usar un tono de voz alto o chillón para alentar a tu cachorro a que “vaya al baño” es una distracción para el perro, por eso te recomiendo que trates de evitar cualquier tipo de conversación.

Establece una estructura y síguela. Ubica el sitio en que tu cachorro debe hacer sus necesidades y todos los días en la mañana llévalo al mismo sitio, a la misma hora. Haz lo mismo a cada tres o cuatro horas y 20 minutos después de que coma. Además, si estuvo durmiendo por un par de horas, cuando despierte querrá ir al baño. Es sumamente importante que seas consistente durante todo el proceso para que el cachorro pueda incorporar el nuevo hábito.

Cuando tu cachorro haya hecho sus necesidades con éxito es importante recompensar su buena conducta. No es necesario que sea una celebración enorme y ruidosa, una simple aprobación tranquila o un premio de perro pueden hacerle llegar el mensaje de que ha realizado un buen trabajo.

Es sumamente importante que no castigues a tu perro por un accidente, ni hagas nada que pueda crear en él una asociación negativa con sus funciones corporales. Permanece tranquilo y positivo, y conduce al cachorro de manera calma al sitio donde quieres que vaya.

Si lo haces correctamente, el entrenamiento del perro para hacer sus necesidades no debe ser dificultoso sino tan solo una cuestión de poner un poco de trabajo extra para que tu cachorro se habitúe a un programa durante las primeras semanas tras su llegada a la casa.

No permitas que predomine tensión innecesaria sobre este proceso tan natural y poco complicado. Recuerda, la paciencia, la consistencia y la perseverancia serán elementos claves para un resultado exitoso y mas rápido.

*Erick Cruz es conocido como “el encantador de perros guatemalteco”, a quien el famoso César Milián le concedió una beca de estudios y con quien tiene una relación estrecha y capacitación constante. Contacto, erickfernandocc@gmail.com