Salud y Familia

Cuando la salud se degusta con avena

El peculiar sabor de la avena en el desayuno atrapa a todos los paladares, además, es nutritiva y fácil de preparar.

Por Ángel Elías

La avena con leche constituye un sustancioso desayuno.(Foto Prensa Libre: Ángel Elías).
La avena con leche constituye un sustancioso desayuno.(Foto Prensa Libre: Ángel Elías).

La avena es uno de los cereales más completos. “Es rica en vitaminas: K, A, del complejo B, C y E; así como de minerales, entre ellos: magnesio, zinc, hierro, calcio, potasio, yodo y fósforo. Tiene alto contenido de fibra”, dice la nutricionista Karin Vásquez, razón por la que, su consumo habitual, evita el estreñimiento. Además, su fibra soluble favorece la digestión del almidón, con lo cual se estabilizan los niveles de azúcar; por eso su consumo se les recomienda a las personas con diabetes.

La avena también es el cereal que más proteínas tiene, y estas ayudan al desarrollo y producción de tejidos. Asimismo, tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol en la sangre, evita el estreñimiento, y en algunos casos ayuda a adelgazar.

Para comerla

La avena puede consumirse cruda o cocida, de cualquier forma ofrece beneficios al organismo.

“Cuando se come cruda se aprovechan de mejor manera sus propiedades nutritivas” indica Vásquez. De esta manera se puede preparar como fresco, únicamente se requiere agua, y quien desee, azúcar morena.

Cuando se toma cocida puede atenuar las molestias estomacales. Además, cocida con leche provee sensación de llenura. Esto ocurre porque contiene carbohidratos de absorción lenta, por eso se dice que es un cereal sustancioso, afirma la nutricionista Diana Rivas.

Integral

Para potencializar  los beneficios nutricionales de la avena, se recomienda preferir la integral, debido a que tiene mayor cantidad de fibra —contenida en la cáscara— así como de hierro. Además, no contiene ningún ingrediente adicional como azúcar, sodio o sabores artificiales. Como esta tiene un sabor insípido, se recomienda degustarla acompañada de frutas frescas o deshidratadas.



Uno de los grandes beneficios de la avena es que sirve para depurar toxinas del organismo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Uno de los grandes beneficios de la avena es que sirve para depurar toxinas del organismo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).


Para bajar de peso

Entre los alimentos para bajar de peso, la avena es uno de los más recomendados. “Esta es depurativa gracias a la gran cantidad de aminoácidos —compuestos orgánicos que forman  proteínas— que contiene. Su consumo  estimula la producción de lecitina —grasa saludable— en el hígado, favoreciendo a la depuración completa de las toxinas del organismo”, indica Vásquez.

Cruda y cocida

Este cereal se puede consumir crudo —en hojuelas— o cocido. “De ambas maneras ayuda a reducir el colesterol malo —HDL—, controlar los niveles de azúcar en sangre, disminuir  la presión arterial  y a regular los movimientos intestinales.  Ofrece  la energía suficiente para aquellas personas que se dedican al deporte”, indica Vásquez.

La avena cocida se puede consumir con frutos secos para intensificar sus beneficios. “Se recomienda principalmente en las personas que tienen problemas gastrointestinales, por su fácil digestión”, agrega.



La avena es  un cereal se puede consumir crudo,en hojuelas,o cocido.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La avena es un cereal se puede consumir crudo,en hojuelas,o cocido.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).


Desayuno

Ingredientes

  • Una  taza  de avena     
  • 6 almendras
  • 2 nueces
  • Miel
  • 1 cdta.  de pasas.
  • Canela, cardamomo,  jengibre en polvo (opcional).
  • Una taza  de agua o leche.

Preparación

  • Poner  a  hervir a fuego lento  en una cacerola la avena con 1/2 taza de agua o leche
  • Agregar la  canela, el cardamomo y una pizca de jengibre en polvo.
  • Cuando empiece  a espesar, agregar un poco más de agua para evitar que la avena se pegue.
  • Endulzar con  miel al gusto.  Servir y  agregarle pasas y almendras, arándanos y  nueces picadas.