Salud y Familia

Descubren el secreto de la eterna juventud

Las claves para vida larga no están envasadas en pociones mágicas, sino en la actitud de cambiar el estilo de vida, sobretodo, en abandonar la vida sedentaria.

Por Redacción Buena Vida

Un reciente estudio impulsado por la Sociedad Europea de Cardiología, destaca que una actividad física 30 minutos diarios, al menos cinco veces a la semana, ayuda a aumentar la esperanza de vida en 6.2 años en hombres y en 5.6 años en mujeres.

La investigación observó la mortalidad de mil 116 hombres y 762 mujeres comparándolos con personas sedentarias. A los participantes se les pidió responder a preguntas sobre la cantidad de tiempo que dedicaban cada semana. El análisis mostró que el riesgo de muerte se redujo en 44 por ciento para los hombres y mujeres por igual.

Según el especialista en Medicina Deportiva, José Reinhart, “toda actividad cuenta, por ejemplo salir a correr, bailar, pasear en bicicleta o con su mascota; lo importante es que usted elija su ejercicio favorito, se motive y disfrute de los beneficios”.

Una ctividad física 30 minutos diarios, al menos cinco veces a la semana, ayuda a aumentar la esperanza de vida en 6.2 años en hombres, y en 5.6 años, en mujeres.

Este hallazgo se suma a las investigaciones que relacionan los buenos hábitos de vida con un aumento de la longevidad, sobre todo, porque previenen enfermedades a largo plazo como la diabetes, la obesidad y la hipertensión, males que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) son cada vez más frecuentes y que provocan altos índices de mortalidad en personas a lo largo de todo el mundo.





Vivir más y mejor es el deseo de muchos. Para lograrlo no es necesario optar por cirugías o tratamientos caros. La mejor medicina y la más barata está a su alcance, máxime si se empieza desde las primeras etapas de la vida.

Para que el beneficio sea óptimo debe existir un balance entre la ingesta de alimentos y bebidas, lo que permite un adecuado control del peso.

“Es posible comer sano y rico al mismo tiempo; lo esencial es la actividad física de forma regular y mantener un balance en lo que comemos, controlar las porciones y consumir todos los grupos de alimentos. Recuerde que podemos comer un poco de todo si es con moderación”, agregó Reinhart.

Dar sentido y propósito a la vida, formar relaciones estables con familiares, amigos o compañeros de trabajo, cultivar una actitud positiva y el descanso, forman parte de las medidas adicionales que debe poner en práctica para sumar años de vida.

Hidratarse

Toda actividad física requiere de hidratación. En ese caso, cualquier tipo de líquido como agua, jugos, leche, gaseosas, té, chocolate le mantendrá su organismo hidratado.

“Es importante no dejar de lado una buena hidratación. Hidrátese antes, durante y después de ejercitarse”, aconseja Reinhart.

Una actividad física 30 minutos diarios, al menos cinco veces a la semana, ayuda a aumentar la esperanza de vida en 6.2 años en hombres y en 5.6 años en mujeres.