Salud y Familia

El Consultorio | Embarazo, gatos y toxoplasmosis: mitos y verdades

Cuando una mujer está embarazada y vive o ha convivido con gatos surge la primera inquietud, tanto para ella como para el ginecólogo y es la relacionada con el riesgo de contagiarse de toxoplasmosis.

Por Redacción Buena Vida

Un gato que no sale de casa no es portador del parásito toxoplasmosis. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Un gato que no sale de casa no es portador del parásito toxoplasmosis. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito (T. gondii) que se puede contraer por varias vías: la ingestión de fruta y verdura lavada de manera inadecuada, a través de la carne cruda y de embutidos sin cocer y a través de las heces de los gatos infectados. Los síntomas de la toxoplasmosis son similares a la gripe, como fiebre o malestar general, señala el sitio Consumer.es

Al respecto hay muchos mitos y es a consecuencia de estas falsas creencias que en todo el mundo es muy alto el porcentaje de amos que sacan a sus felinos de los hogares cuando hay una gestante.

Varios estudios han demuestrado que las probabilidades de que un felino doméstico y controlado desde el punto de vista sanitario contagie la toxoplasmosis a una persona son reducidas y, en algunos casos, nulas, añade Consumer.es

En El Consultorio de este martes se abordará el tema mitos y verdades de la toxoplasmosis con la participación de la ginecóloga Maribel Yos, de Castraciones Guaus&Miaus, y la médica veterinaria Claudia Hernández.