Salud y Familia

Fabrican parche inteligente de insulina para diabéticos

Un grupo de investigadores experimentaron con éxito en ratones un parche “inteligente” capaz de detectar un incremento del azúcar en la sangre e inyectar insulina sin ningún dolor, un hallazgo prometedor para millones de diabéticos en el mundo.

Por AFP/ Washington

Microagujas de parche inyecta insulina si detecta que los niveles de glucosa se elevan. (Foto Prensa Libre, tomada de freemalaysatoday.com)
Microagujas de parche inyecta insulina si detecta que los niveles de glucosa se elevan. (Foto Prensa Libre, tomada de freemalaysatoday.com)

Este dispositivo subcutáneo del tamaño de una pequeña moneda está recubierto de un centenar de microagujas similares a una pestaña.

Estas microagujas están dotadas de compartimientos microscópicos que contienen enzimas sensibles a la glucosa, así como insulina, que se disemina si los niveles de azúcar detectados en la sangre son demasiado elevados, explican los creadores de este invento, hecho público el lunes en los Anales de la Academia Estadounidense de Ciencias (PNAS).

El dispositivo logró reducir durante nueve horas la proporción de glucemia en los ratones de laboratorio afectados por una variedad de diabetes 1 o juvenil.



El parche inteligente sustituirá las dolorosas inyecciones de insulina. (Foto Prensa Libre, toomada de effectivehealthcare.com)
El parche inteligente sustituirá las dolorosas inyecciones de insulina. (Foto Prensa Libre, toomada de effectivehealthcare.com)


Los inventores del parche estiman que son necesarios otros ensayos clínicos antes de que pueda usarse con enfermos humanos, pero lo consideran muy prometedor.

“Concebimos un parche para diabéticos que funciona rápidamente, que es sencillo de utilizar y fabricado con materiales no tóxicos y biocompatibles”, explicó Zhen Gu, profesor del departamento de ingeniería biomédica de la Universidad estatal de Carolina del Norte (UNC/NC State University), principal autor de estos trabajos.

La diabetes afecta a más de 387 millones de personas en todo el mundo y se espera que ese número aumente a 592 millones para el año 2035.

Los enfermos de diabetes tipo 1 y los afectados por una forma avanzada de diabetes adulta o tipo 2 tratan de mantener los niveles de glucemia bajo control con reiteradas inyecciones de insulina, un procedimiento con frecuencia doloroso e impreciso.

La diabetes afecta a más de 387 millones de personas en todo el mundo y se espera que ese número aumente a 592 millones para el 2035.

Los pacientes con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 avanzada tratan de mantener sus niveles de azúcar en la sangre mediante el control de su glucosa en sangre y el uso de inyecciones de insulina, un proceso que es doloroso e impreciso.

La administración de la cantidad incorrecta de la medicación puede llevar a complicaciones como la ceguera y amputaciones de las extremidades, o incluso consecuencias más desastrosas como comas el coma diabético o la muerte.