Salud y Familia

Flores que sanan emociones

Esta terapia, creada en la década de 1930, utiliza las esencias florales con el fin de sanar o reducir emociones negativas y, por consiguiente, lograr bienestar físico y espiritual.

Por Redacción Buena Vida

Entrevista a Brenda de Arocha sobre los beneficios de las Flores de Bach en el programa El Consultorio, el programa fue conducido por la periodista Brenda Martinez. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
Entrevista a Brenda de Arocha sobre los beneficios de las Flores de Bach en el programa El Consultorio, el programa fue conducido por la periodista Brenda Martinez. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

Los 38 remedios originales de Bach son soluciones de agua y brandy, extraídos de las esencias florales y previamente procesados para ese fin. Estos se toman a lo largo de varios días, hasta que el paciente mejore.

“Las Flores de Bach son esencias vibracionales extraídas de flores silvestres. Son parte de las terapias transpersonales, es decir, las que van más allá del ego, y su propósito es causar mucho bienestar emocional al paciente”, dijo la orientadora familiar y terapeuta Brenda de Arocha, durante El Consultorio, de prensalibre.com.

De acuerdo con la experta, todo desequilibrio en el organismo —con algunas excepciones— tiene un origen psicoemocional, por lo cual al tratar una enfermedad, debe irse a la “raíz” del problema. Las dolencias o el sufrimiento pueden ser causados por situaciones de estrés o de ira, por guardar rencores o por el miedo, entre tantos otros estados emocionales.

Importante

Cada una de las 38 flores silvestres utilizadas en la terapia de Flores de Bach se administra para diferentes dolencias o emociones negativas, que van desde el estrés hasta la adicción al trabajo. Entre estas flores están el manzano silvestre, el nogal y la madreselva. Sin embargo, la más importante es el acebo.

“El acebo es la esencia que se emplea para el amor, y esta es la emoción que disipa todo lo negativo. Celos, egoísmo, envidia, por ejemplo, se tratan con esta”, explicó De Arocha.

Con el tiempo han surgido otros remedios como las Esencias Florales del Mediterráneo—, los cuales, al igual que con las de Bach, no deben usarse exclusivamente como fármaco, sino como complemento a lo que el médico recete, enfatizó De Arocha.

La Base

Brenda de Arocha explica que los Florales de Bach se fundamentan en que nos enfermamos de siete formas básicas. Estas están ligadas a las emociones: el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia. Todas se deben a la falta de amor, por ende la importancia de perdonar y buscar hacer el bien en conjunto con la toma de las esencias es necesario.

Considereaciones

No hay ninguna contraindicación para someterse a un tratamiento con Flores de Bach, debido a que son remedios naturales. “Los preparados los puede tomar cualquier persona, e incluso las mascotas y plantas, ya que benefician a cualquier ser vivo”, dijo De Arocha. “Algunas personas pueden sentir más intensas sus emociones negativas en los primeros tres días pero luego se calman”, agregó.

Modo de Uso

Según el paciente y su condición, así será la terapia. El experto, luego de hablar con el paciente, le receta tomar diferentes esencias mezcladas, que pueden ser hasta seis o siete distintas, ya que no se suele sentir solo una emoción. Se disuelven 6 o 7 gotas en agua de manantial y un poco de brandy, 4 o 5 veces al día, durante unos tres meses, como parte de la terapia.

Origen

Los remedios de las Flores de Bach fueron creados por el médico cirujano y bacteriólogo británico Edward Bach (1886-1936), quien inventó 38 preparados en base a flores silvestres. Bach descubrió sus propiedades porque observó que cada flor tenía una vibración diferente que producía bienestar emocional, de acuerdo con De Arocha. Durante su vida, Bach trató a 5 mil personas con sus remedios

Ejemplos

Cada flor se utiliza para diferentes dolencias o emociones negativas. El alerce se le recomienda a aquellos con baja autoestima. La aulaga es para la desesperanza, y la achicoria para las personas que tienen a ser manipuladoras. “También está, por ejemplo, el pino silvestre, para quienes sienten culpabilidad por algo, o el olmo, para los que tienen un trabajo agotador”, indicó De Arocha.

Acompañamiento

La terapia de Flores de Bach, al igual que cualquier otro método alternativo, no es un sustituto para la medicina convencional, la cual debe ser el principal tratamiento. De Arocha dijo que estos preparados naturales suelen potencializar los medicamentos. La experta también hizo énfasis en la importancia de tener una actitud positiva ya que así se da el verdadero cambio.