Salud y Familia

¿Hay en casa un bebé prematuro?

Un bebé que nace antes de tiempo requiere cuidados especiales.

Por Patricia Orellana

El contacto piel con piel estimula las terminaciones nerviosas de los bebés. (foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El contacto piel con piel estimula las terminaciones nerviosas de los bebés. (foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Desde que se sabe que un bebé llegará al hogar, todos los esfuerzos de los padres se enfocan en procurarle lo necesario a ese pequeño ser. Así es como empiezan los cuidados de la madre, pues el mayor deseo es que nazca al tiempo que debe ser y sobre todo, “sanito”, porque un bebé prematuro tendrá un sistema con menos defensas que los nacidos a término.

Con el objetivo de sensibilizar a la población mundial sobre la importancia de los cuidados que deben darse a los bebés prematuros, se estableció el 17 de noviembre el Día Internacional de la Prematuridad.   Sobre este tema habla el  neumólogo pediatra José Miguel Leal  en la siguiente entrevista. 

¿Cuándo se dice que un bebé  nace prematuro?

Se le llama así a  aquel  nacido vivo antes de las 37 semanas de embarazo o antes de los 259 días. El conteo se hace  desde el primer día de la última menstruación de la madre.

¿Qué tan cierto es que hay mejor pronóstico para un bebé que nace a los 7 meses, que a los 8?

No, no es cierto, ya que con cada semana que se gane dentro del vientre materno se logra el avance en la maduración de los órganos y entre más prematuro, más complicaciones.

¿Cuáles son las principales razones médicas por las que ocurre el parto prematuro?

Hipertensión materna, infecciones, uso y abuso de sustancias tóxicas —tabaco, drogas, alcohol, fármacos, cafeína—,   embarazos en adolescentes, peso inadecuado antes del embarazo y lapsos cortos de tiempo  entre nacimientos.

Por lo general, un bebé prematuro presenta problemas en algunos de sus órganos, ¿cuáles son los más afectados?

Los principales problemas que tiene un prematuro son de carácter pulmonar, debido a que no se ha completado el desarrollo de estos. Durante las últimas semanas de embarazo, la mamá, a través de la placenta, le transmite al bebé muchos anticuerpos, y al no terminar de cumplir este proceso se presentan alteraciones en las vías aéreas y como consecuencia tienen más riesgo de contraer alguna infección respiratoria grave como el virus sincitial respiratorio. Otros órganos afectados son el sistema nervioso, los ojos y la audición.

¿De qué va a depender su supervivencia?

De que este sea asistido por un médico desde el momento de su nacimiento, del grado de prematurez y del uso de oxígeno.



La técnica  de mamá canguro es fundamental para el desarrollo físico y emocional del neonato.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La técnica de mamá canguro es fundamental para el desarrollo físico y emocional del neonato. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).


¿Todo neonato prematuro debe estar en incubadora?

Sí. Los prematuros tienden a perder calor por muchas formas, por lo que el estar en una incubadora les mantiene un ambiente térmico adecuado para que mantengan sus funciones normales sin gastar energía extra y que no se

enfríe.

¿Cuáles son los cuidados  específicos que se debe tener con el bebé prematuro?

Mantenerlos calientes, lactancia materna, prevenir infecciones y evitar contactos con personas enfermas.

¿Cada cuánto hay que alimentarlos?

La alimentación del recién nacido durante los primeros días es a razón de una onza por toma cada dos horas.

¿Cuánto peso debería aumentar los primeros días?

Regularmente los prematuros ganan alrededor de 20 gramos diarios de peso.

¿Las visitas al neonatólogo cada cuánto deben ser?

Los prematuros sin problemas pulmonares y sin medicamentos deberán ser evaluados al menos una vez por mes.  Si es necesario el uso de oxígeno o medicamentos deberá ser evaluado en conjunto por un neumólogo y neonatólogo.

¿Qué deben tener en casa los padres de familia cuando saben que hay posibilidad de que su bebé nazca antes de tiempo?

Calefactor para mantener siempre una temperatura adecuada, que no exista humedad, ambiente tranquilo con luz tenue y sin ruido, y  no fumar cerca.  Entre los cuidados están lavarse las manos antes de tocar al bebé, evitar contacto con mucha gente. Lo anterior se recomienda porque alguien puede llegar con algún virus, sin saberlo, y contagiar al

bebé.



José Miguel Leal, neumólogo pediatra.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
José Miguel Leal, neumólogo pediatra. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).