Salud y Familia

Una joven genia de origen latinoamericano

Sabrina Pasterski González, de tan solo 22 años, construyó y voló un avión a los 12, y después de graduarse del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ha incursionado en el campo de la física cuántica y recibió una oferta de trabajo del magnate de Amazon, Jeff Bezos.

Por Redacción Buena Vida

Sabrina Pasterski González, de 22 años, está considerada una de las mentes más brillantes del Massachusetts Institute of Technology (MIT).
Sabrina Pasterski González, de 22 años, está considerada una de las mentes más brillantes del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

La joven es una estadounidense de origen cubano que se graduó en el MIT con la nota máxima (5) y ahora se postula para estudiar un doctorado en la Universidad de Harvard (Cambridge, Massachusetts, EE.UU.), según el sitio actualidad.rt.com

Además, estudia algunas de las cuestiones más complejas de la física, que tanto Stephen Hawking como Albert Einstein investigaron en su juventud. Sus análisis se centran en los agujeros negros, la gravedad y el concepto espacio-tiempo en el contexto de la mecánica cuántica.

El interés de Sabrina por la ciencia comenzó a una edad temprana. A los 12 años, construyó un avión monomotor que pilotó sobre el lago Michigan. A los 14 años intentó ingresar en el MIT, pero la institución la incluyó en una lista de espera. Posteriormente, los profesores Allen Haggerty y Earll Murman quedaron sorprendidos por su potencial y aprobaron su ingreso en el centro educativo.





González Pasterski ha demostrado con éxito sus habilidades. En el 2015, la revista Forbes la incluyó en una lista con los 30 científicos menores de 30 años más importantes y recibió miles de dólares en becas de la Fundación Hertz, la Fundación Smith y la Fundación Nacional de Ciencia para apoyar su trabajo. Además, tanto Jeff Bezos —fundador de Amazon y desarrollador aeroespacial en Blue Origin— como la NASA le han ofrecido trabajo.

La joven genio no tiene cuenta de Twitter, Instagram o LinkedIn. Tampoco actualiza su cuenta de Facebook, que creó este año, ni utiliza teléfono inteligente. 





Eso sí, se dedica a actualizar periódicamente un sitio web titulado PhysicsGirl, donde relata una larga lista de logros y habilidades, entre ellas, "distinguir la elegancia en medio del caos”, explica el sitio martinoticias.com.

La joven que se crió en los suburbios de Chicago y desde su modesto dormitorio en Harvard dice, hablando en frenéticas ráfagas, que los años que pasó empujando los límites de lo posible la condujeron a la Física.

Pasterski, hija única, habla con cierta torpeza e incluye en sus correos electrónicos caritas felices y signos de exclamación. Dice que solo tiene un puñado de amigos íntimos, pero nunca ha tenido novio, ni ha probado bebidas alcohólicas o cigarrillos. “Prefiero mantenerme alerta, y espero que me conozcan por lo que hago, y no por lo que no hago”, dice.