Sequía opaca celebración del Día del Maíz

La conmemoración del Día Nacional del Maíz cada 13 de agosto, como patrimonio cultural intangible de la Nación, se vio opacado este año por la confirmación de pérdidas de ese cultivo a causa de la sequía que afecta a varios departamentos del país.

El jueves fue el Día del Maíz, cultivo que este año se vio afectado por la sequía.
El jueves fue el Día del Maíz, cultivo que este año se vio afectado por la sequía.

Más de 50 mil hectáreas y 70 mil familias afectadas son los últimos reportes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga).

Diego Recalde, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Guatemala, indicó que la cifra de afectados alcanzaría los 275 mil, una cantidad similar a la del 2014.

El ministro de Agricultura, Sebastián Marcucci, coincidió con que el número podría ser “igual al año anterior”.

Según cifras oficiales, en el 2014 se perdieron unos dos millones de quintales de maíz —80 por ciento de la cosecha—, equivalente a Q345 millones.

Plataforma Biofort

Con el objetivo de promover semillas con mayor contenido nutricional y  de mejor adaptabilidad  a las condiciones climáticas, el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola (ICTA), con apoyo del Maga, Sesán
y organismos internacionales, lanzó hace dos días la plataforma Biofort.

Esta plataforma pretende la biofortificación de cultivos con métodos de mejoramiento genético convencional, no transgénico, para la reducción del hambre y la desnutrición en el país.

Entre los productos que cuentan con mayores cantidades de zinc y hierro se encuentran el maíz, frijol y camote.
Elías Raymundo, gerente general del ICTA, manifestó que con la plataforma se pretende llegar y educar a más productores en la utilización de semillas biofortificadas, porque en   la actualidad únicamente 17 mil productores
las utilizan, cantidad que a su juicio  aún es “muy baja”.

Para obtener las semillas, el ICTA puede producir las  que se requiera en el campo; o bien, a través de  alianzas con productores privados que vendan semilla certificada a través de sus sistemas de mercado, resaltó el ejecutivo.