Tips para tener una mascota saludable

Asegúrate de poder proveerle bienestar a tu animal de compañía, incluso antes de adquirirlo.

Tener una mascota no es solo cuestión de tener un animal en casa y ya. Hace falta pensar en detalles importantes para mantener su bienestar. Dedicarle tiempo para su entretenimiento, ejercicio e higiene también es fundamental. El licenciado en Zootecnia José Daniel López habla de las claves para mantener a las mascotas saludables:

Control veterinario frecuente: siempre que se tenga un excelente control profesional con un profesional colegiado se podrán evitar problemas de desnutrición, intolerancias, alergias o mala condición corporal. Se le debe llevar a un chequeo general rutinario cada seis meses. Y si presenta algún síntoma extraño, se le debe llevar cuanto antes o no dejarlo al tiempo. Con una adecuada atención a la prevención de enfermedades, se podrá evitar las que sean letales y que la mascota crezca y se desarrolle adecuadamente.

Asesórate para conocer a tu mascota: las personas que deciden comprar un perro, deben asesorarse con un profesional sobre cuál es la conducta del animal, según su raza. A veces, no saberlo provoca que las mascotas sean abandonadas porque “molestan mucho” o “no sirve para cuidar mi casa”. Adquirir una mascota es un compromiso a largo plazo y por ello vale la pena conocer su comportamiento para anticiparse y saber abordar cualquier conducta indeseable. El entrenamiento es una herramienta muy útil para tener una convivencia sana y justa con la mascota.

Ofrécele seguridad a tu mascota: es responsabilidad de todo dueño de mascotas proveerles de jaulas transportadoras y de estancia dentro del hogar. Esto es aparte de su casita o camita donde descansan. Esto se debe a que gran parte de las mascotas que se pierden es porque “se salieron” de casa. Sin embargo, esto se puede evitar al poner momentáneamente a la mascota en una jaula, dentro de casa, si es necesario abrir el portón o mantener la puerta abierta durante un período largo.

Asimismo, contar con un kennel o transportador adecuado al tamaño de la mascota, facilitará el traslado de la misma en un vehículo. Llevar a la mascota suelta dentro del carro podría causar un accidente que podría ser fatal para ambos. Y al momento de pasear a tu perro, que sea con una correa adecuada para evitar accidentes o enfrentamientos con otros animales.

Libre acceso al agua y comida adecuada: cuando se trata de agua, las mascotas deben tener libre acceso a ella, tanto para beber como para bañarse, según su especie. Esta debe ser fresca y no calentada por el sol. En cuanto a la comida, respeta la naturaleza de tu mascota y aliméntala con concentrado de alta calidad. Con alto contenido de proteína animal si son gatos y perros, olvidándose de mezclarlo con alimento para humano, porque esto es perjudicial para su salud. Si deseas hacer algún cambio en la dieta de tu mascota, consulta siempre con algún especialista.

Dedícale tiempo y espacio: algunos animales necesitan mucho sol, otros mucha sombra, otros un poco de ambos. Asegúrate de proveerle ambos a tu animal de compañía de manera balanceada. También se debe mantener la higiene de estos espacios, asegurándote que no pise la orina ni el excremento.

Procura su propia higiene: si lo anterior sucede, es necesario que los limpies o bañes pronto. Al perro es necesario bañarlo cada 21 días y al gato una vez cada dos meses. El cepillado constante de su pelaje y dientes también es importante y debes asesorarte con el veterinario para mantener su salud bucal. Con ello se evitan enfermedades periodontales en perros y gatos y el cepillado evita la formación de bolas de pelos en el estómago de los gatos.

Noé dice…

Tener asesoramiento profesional para mantener un control nutricional y un control de salud son dos factores fundamentales para mantener a las mascotas saludables.

 

Fuente: licenciado en Zootecnia José Daniel López.