Con muestras de afecto y oraciones ancianos agradecen donativo de huelgueros del Cunor

Integrantes del Honorable Comité y los diferentes subcomités de la Huelga de Dolores del Centro Universitario del Norte (Cunor), en Cobán, sorprendieron con un donativo a personas de la tercera de edad del Programa del Adulto Mayor; sin embargo, los universitarios también quedaron sorprendidos por las muestras de afecto y las oraciones que los abuelitos elevaron en favor de ellos.

Dos de las beneficiadas con el Programa del Adulto Mayor agradecen a los estudiantes la ayuda recibida. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).
Dos de las beneficiadas con el Programa del Adulto Mayor agradecen a los estudiantes la ayuda recibida. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).

Damaris Nineth Bo de Rodríguez, encargada del Programa del Adulto Mayor que funciona en la Escuela Nacional de Enfermería de Cobán (Enec), agradeció la donación que consistió en 10 mesas, alimentos, ponchos, utensilios de cocina y una licuadora, entre otros productos que serán utilizados en favor de los ancianos.

Bo de Rodríguez indicó que la donación fue entregada este jueves 11 de abril y que el número de personas beneficiadas son 128.

Añadió que necesitaban las mesas para trabajar con los abuelitos. “No contamos con tantas cosas para la atención de los abuelitos, agradecemos las donaciones. Acá aceptamos lo que las personas nos entregan de corazón, en especial alimentos, porque aprovechamos para compartir una refacción con nuestros usuarios que nos visitan los jueves”, resaltó la encargada.

Agregó que junto a los estudiantes de la Enec brindan atención de enfermería a los abuelitos, les regalan medicamentos, hacen visitas a domicilio, terapias ocupacionales y demostraciones de alimentos.

Lea también: Una caída lo dejó postrado desde hace 21 años y necesita ayuda para salir adelante

El huelguero que se autodenomina Taribe, afirmó que estudia para abogado y notario. “Conociendo las necesidades de los usuarios de este programa nos propusimos recaudar la ayuda con los otros estudiantes y empresarios que nos apoyan para luego entregarla previo a participar en el tradicional desfile bufo”, explicó.

Estudiantes del Cunor ingresan las mesas que donaron para los abuelitos. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).

“Nos vamos contentos y satisfechos, nos tocó el corazón el cariño y los abrazos que los abuelitos nos regalaron, es el pago que recibimos, fue bastante satisfactorio hacer esta buena acción”, agregó el universitario, quien dijo que estas obras en beneficio de la población le dan una imagen diferente al movimiento huelguero.

El huelguero Hippie, estudiante de Ingeniería Civil, dijo que efectuaron dos actividades de recaudación, una fue el denominado bono vehicular y el otro el bono comercial, con lo que reunieron fondos para proyección social.

“La iniciativa fue del subcomité de la carrera de Derecho, de realizar una convivencia para unificar los diferentes subcomités y luego beneficiar al programa que tiene la Enec. Tratamos de aportar nuestro granito de arena con el apoyo de todos los estudiantes, para darle un giro diferente a la Huelga de Dolores”, resaltó.

“Nos sentimos nostálgicos, es un impacto emocional grande, porque uno no se lo espera, sabíamos que vendríamos solo diez minutos, teníamos otras cosas que hacer, pero los abuelitos nos recibieron amablemente y con cariño, por lo que tuvimos que quedarnos más tiempo a convivir con ellos”, destacó el estudiante.

No deje de leer: Centro comercial ofrece una ruta de bus gratuita en Quetzaltenango

“Creo que al final es poco lo que nosotros les dimos a los abuelitos en comparación de todo el afecto que ellos nos dieron. Me voy a tener que comprometer con otras actividades el resto del año y ver de qué forma seguir apoyando”, aseguró Hippie.

Ancianas agradecen a estudiante el apoyo recibido en Cobán. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).

Margarita Caal, una de las beneficiadas, expresó “Fue lindo que vinieran a entregarnos la donación, Dios bendiga a los jóvenes. Hay mucha necesidad con nosotros, nos enfermamos y no es como antes cuando teníamos nuestros propios cultivos. Ahora no tenemos las mismas fuerzas, por lo que agradecemos la ayuda”, expresó.

Otra de las beneficiadas es Julia Elena San José Morales, quien dijo que siempre le oran a Dios para que las personas lleven donaciones.

“Antes teníamos fuerzas para trabajar, con mis hijos salíamos a trabajar, tomábamos el azadón y una pala, pero ahora es diferente”, recordó.

También dijo que dentro de las actividades ocupacionales que aprenden en el programa  están las costuras, dibujos, pintura y dinámicas.

Adultos mayores muestran afecto a los estudiantes del Cunor que los apoyaron. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).

Contenido relacionado

Cacharros zombis: ¿su autobús local ha resucitado en Guatemala?

Víctima de accidente de tránsito no se da por vencido

Esta es la historia del anciano que vive solo en un bus abandonado

 

 

0