Al menos 18 armas de la PNC quedan en poder de pobladores de Purulhá

Autoridades informaron que al menos 18 armas permanecen en poder de pobladores, luego de que un grupo de personas que se opone al funcionamiento de una hidroeléctrica en Purulhá, Baja Verapaz, retuviera el lunes último por varias horas a agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y les quitara su equipo de trabajo. 

Archivado en:

Baja VerapazciudadesPNC
Algunos agentes resultaron heridos durante las horas que permanecieron retenidos en Purulhá. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).
Algunos agentes resultaron heridos durante las horas que permanecieron retenidos en Purulhá. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).

Pablo Castillo, vocero de la PNC, informó este jueves que 15 armas de fuego y tres escopetas tipo bocachas permanecen en poder de la población, por lo que se denunció lo sucedido en el Ministerio Público para la respectiva investigación.

Añadió que hay agentes en el área perimetral, pero no en la zona de conflicto para evitar confrontación con la población.

Agregó que buscarán un acercamiento con líderes comunitarios para entablar una mesa de diálogo y plantear una solución pacífica. 

Aunque una tensa calma se vive en la comunidad Monte Blanco donde fueron los incidentes, agentes de la PNC de la localidad informaron que por la situación de violencia vivida no regresaron al área para recuperar las armas.   

Durante la retención cinco uniformados sufrieron heridas, de los 86 que llegaron al lugar donde está el proyecto hidroeléctrico. 

Un agente indicó que esperan la intervención de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Gobernación de Baja Verapaz y otras instituciones, ya que la PNC no puede llegar al lugar por la inconformidad que mantienen pobladores.

Trascendió que el miércoles los vecinos tendrían una reunión en Monte Blanco, pero se desconoce el tema que tratarían.

No deje de leer: Piloto y ayudante no miden consecuencias de riña y derriban a hombre con muleta

Uno de los empleados de la hidroeléctrica Sacjá informó el martes último que en los alrededores del proyecto la situación está tranquila, a pesar de que el contingente de la PNC se marchó del lugar.

“Estamos alertas porque nos quedamos sin vehículos, pero al menor incidente tenemos la orden de salir huyendo del lugar”, afirmó el empleado.

Al menos 25 trabajadores de la referida hidroeléctrica permanecen en el área de conflicto; mientras que pobladores han afirmado que no quieren presencia de la PNC, de lo contrario tomarán más medidas de hecho.

Se tiene conocimiento de que un grupo de inconformes resguarda los restos de un vehículo que fue destruido, pues esperan que trabajadores de la hidroeléctrica lleguen por el automotor. 

Para leer más: Hombre muere arrollado por su propio vehículo en Concepción Las Minas

Hace tres meses, los inconformes destruyeron la toma de agua y el canal de distribución del líquido de Sacjá, pero se suponía que había algunos acuerdos ya que hace cinco días habían comenzado a limpiar el área dañada para repararla.

Contenido relacionado

> Protesta contra hidroeléctrica termina en disturbios 

> PNC señala a grupo de manifestantes con armas largas de causar zozobra en Ixquisís

> Hidroeléctrica en Purulhá reporta pérdidas por US$2.7 millones