Vendedores del mercado central de Chiquimula se rehúsan a ser reubicados para prevenir el coronavirus

Comerciantes de la cabecera de Chiquimula se rehúsan a ser reubicados por autoridades de la municipalidad y la situación es tensa.

Tensión en Chiquimula por el posible de desalojo de vendedores. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Tensión en Chiquimula por el posible de desalojo de vendedores. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

El objetivo de la comuna de trasladar a los vendedores a un predio es para guardar el distanciamiento social para prevenir el coronavirus.

Demetrio Sontay, dirigente de los vendedores de piso del Mercado Central de Chiquimula, afirmó que desde hace unos días han intentado un diálogo con la comuna, debido a que se les informó de que serían reubicados.

Añadió que el predio a donde supuestamente serán trasladados no rinde las condiciones adecuadas.

Sontay agregó que desde las 4 horas de este viernes 24 de abril llegaron para desarmar las estructuras de sus puestos de venta porque tomaron la decisión de abandonar el lugar, aunque se rehúsan a ocupar el predio asignado.

Aseguró que la intimidación por parte de las autoridades ha provocado que algunos comerciantes muestren su inconformidad y la situación se torne tensa.

Julio Sagastume, juez de Asuntos Municipales de Chiquimula, expresó que se ha agotado la vía del diálogo y que la disposición de traslado de los vendedores es para obedecer las medidas sanitarias en prevención del covid-19.

Predio que la comuna preparó para trasladar a los vendedores del mercado de Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart).

Dijo  que el lugar asignado fue acomodado en acuerdo con los representantes de los vendedores.

“Es un área que ya está señalizada y que se mantendrá en constante limpieza y siguiendo las normativas de higiene, con ello se busca que no se propague el coronavirus”, añadió el funcionario.

En un comunicado, la comuna señaló que “lamenta la actitud irresponsable, de falta de solidaridad y falta de respeto que los  vendedores de los mercados central y terminal han tenido para con la población chiquimulteca, al desacatar las ordenanzas emitidas por el Concejo” que se orientan a disminuir las posibilidades de contagio de covid-19.

Agrega que la actitud tomadas por los  comerciantes de ambos mercados, son ilegales y se enmarcan en faltas civiles y penales señaladas en los artículos 301 y 305 del Código Penal, sin considerar éstas personas, que el país se encuentra actualmente en estado de Calamidad Pública.