Cierre de colonia genera conflicto entre vecinos de San Martín

Desde hace unos cinco años, los conflictos entre vecinos se han agravado en la colonia San Martín, zona 7 capitalina, cuando el  Comité de Vecinos propuso cerrar la colonia, debido a la inseguridad, ya que han sido constantes los asaltos, informó la Policía Nacional Civil.

Publicado el
La colonia San Martín tiene varios ingresos, los cuales tendrían que ser cerrados. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
La colonia San Martín tiene varios ingresos, los cuales tendrían que ser cerrados. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Integrantes del Comité indicaron que por ahora la propuesta de instalar una garita de ingreso quedó suspendida, debido a que algunos de ellos recibieron llamadas telefónicas en las que los amenazaban de muerte por hacer esas gestiones en la comuna.


Uno de los miembros del Comité, quien prefirió omitir su nombre, aseguró que las amenazas han sido anónimas y por esa razón desistieron del proyecto. Incluso cada vez son menos las personas que asisten a las sesiones informativas.

“Nadie quiere meter la mano en esto. Ya no se va a invertir en la seguridad de la colonia”, afirmó.

Oposición

Otro  problema que afrontan los representantes de los vecinos es que algunos residentes consideran que sus negocios se verán afectados con el cierre de la colonia y tampoco están dispuestos a pagar por seguridad, porque solo alquilan los inmuebles.

Algunos residentes comentaron que no se interesan en el cierre de la colonia porque consideran que no se invertirá el dinero adecuadamente.

“Estaríamos de acuerdo si hubiera alguna forma de ver que el dinero se administre de mejor manera. El problema es que aquí hay talleres, carpinterías y la gente tendría problemas para entrar”, afirmó el comerciante Mardoqueo González.

Según la PNC, los patrullajes son constantes en el área catalogada como roja. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Para otros vecinos es importante una solución, debido a que son comunes los asaltos en el sector, a cualquier hora. La PNC indicó que prevalecen esos delitos porque el lugar tiene unos siete puntos de ingreso.

Restricción

Integrantes del Comité indicaron que en esa colonia hay aproximadamente 500 viviendas y unas mil familias, de las cuales el 70 por ciento está de acuerdo con el cierre, aunque según la municipalidad local, por lo menos el 80 por ciento deben aprobar la medida.


La fabricación de un portón, de acuerdo con uno de los dirigentes del Comité, tiene un costo de  Q12 mil  y necesitan siete, para restringir los pasos. Además, requieren una garita, cuyo costo es de aproximadamente Q15 mil, sin contar el salario de cinco guardias privados.

Los miembros del Comité de Vecinos planean ahora la instalación de cámaras de seguridad en ciertos sectores.