Albergados necesitan conservar y cocinar los alimentos y solicitan artículos de higiene

La situación en los albergues cada vez se pone más dramática, las personas en esos lugares están seguras, pero comienzan a perder la paciencia, no solo porque desconocen la situación de sus familiares, sino carecen de insumos, principalmente de higiene.

En Escuintla hay albergadas más de mil 500 personas, según Conred. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe)
En Escuintla hay albergadas más de mil 500 personas, según Conred. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe)

Prensa Libre hizo un recorrido por albergues de la cabecera de Escuintla y en todos se constató que hacen falta pañales, toallas sanitarias y ropa interior, ya que las persona donan prendas de vestir, pero solo exterior.


Muchos afirmaron que algún integrante de la familia se ha tenido que arriesgar a regresar a las viviendas que fueron evacuadas, en busca de ropa y otros artículos. Otra de las preocupaciones es el agua para bañarse, puesto que las personas se enfrentan a la dificultad de que no cuentan con espacios adecuados.

Aunque las donaciones de alimentos y agua pura abundan, la preocupación de las familias radica en que muchos de estos son perecederos, por ejemplo, embutidos, frutas frescas y verduras, insumos que necesitan refrigeración.

Lea también: Afectados por erupción del volcán insisten en retornar a sus comunidades

Otros alimentos necesitan ser cocinados, por lo cual se necesitan una estufa. En Escuintla hay albergadas más de mil 500 personas, confirmaron autoridades de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

“Necesitamos ropa íntima para podernos cambiar, necesitamos bañarnos”, expuso María Rafael Hernández, al contar que una mujer, madre de un niño que lloraba en el albergue en brazos de otra, había regresado a la Colonia Santa Rosa en busca de esos insumos. 

“La situación es dura, no hay palabras para expresar lo que estamos viviendo. Yo antes decía cuando vi a los albergados del Cambray, ‘pobre esa gente’ y ahora lo entendemos, porque estamos viviendo lo mismo”, relató Concepción García, quien logró sobrevivir, pero perdió a siete familiares.

La erupción del Volcán de Fuego devastó comunidades aledañas cuando entró en erupción el pasado domingo.

Las cifras oficiales indican que han fallecido 75 personas y que hay desaparecidas casi 200.

Podría interesarle: Querían ver cómo caía la lava, pero encontraron la muerte

Aunque en los albergues de Escuintla se encuentran los sobrevivientes de la tragedia, estos recibieron más gente desde el martes pasado, cuando la Conred alertó de, probablemente, descenso de material volcánico en al menos cinco comunidades.

Se evacuaron La Reyna, El Rodeo, Cañaveral 1 y 4, Hunnapú y Magnolia. Aparte el acceso hacia la Ruta Nacional 14 por la autopista Palín-Escuintla, está restringido.

Contenido relacionado

> “¿Y ahora qué hago para llorar? Toda mi familia quedó enterrada”
Conozca el recorrido del flujo piroclástico lanzado por el Volcán de Fuego
Niño que donó su dinero para los damnificados por el Volcán de Fuego recibe beca