Erupción Volcán de Fuego: Los hermanitos Ascón murieron en la misma habitación y cama

Abrazados, como resguardándose de la furia del volcán quedaron los seis hermanos Ascón Muralles, cuyos cuerpos fueron hallados en una vivienda de San Miguel Los Lotes, colonia de la aldea El Rodeo, que quedó sepultada bajo las cenizas y arena del Volcán de Fuego.

Eva Ascón busca a toda su familia. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Eva Ascón busca a toda su familia. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

En el lugar de la tragedia, Eva Ascón, tía de los menores, llora y sufre, ahora solo le importa que los cuerpos de socorro encuentren los restos de sus seres queridos para darles cristiana sepultura.


Intenta contener las lágrimas mientras es entrevistada, pero explota cuando pide “por favor” que no se olviden de sus seres queridos que han muerto. 

“Yo solo pido que nos den tiempo a todos a para que podamos reconocer nuestros cadáveres, que no los vayan a llevar como xx, porque yo, aunque sea los huesitos de mi gente quiero. Cómo me va ayudar Dios no sé, pero les pido por favor que desentierren a toda la gente que falta”, dice la mujer, quien vive en la capital y que se enteró de la tragedia el domingo por la tarde.

En medio de lágrimas de desesperación, Ascón sospecha que, incluso, el lunes por la mañana sus parientes estaban con vida, porque los llamó por teléfono  a las 6 horas y alguien contestó, aunque ya no habló.

“Ayer les hable y sí me contestaron, ya después ya solo decía ‘llamada desviada, llamada desviada’… Solo se oía un ruido como cuando está corriendo agua, como cuando uno está en una pila chapoteando el agua”, recuerda.

Ascón perdió a sus seis sobrinos, sus hermanos y sus padres, quienes son parte de los 69 muertos que al momento se contabilizan por la erupción, fueron identificados por la tía como Joel, de 9 años; Ilario, 8; Ángela Teresa, 6; Joab, 4; Cecia, 3; y Abisaí, 1; todos de apellidos Ascón Muralles.

Lea también: Cuerpos de socorro rescatan a víctimas mientras curiosos se ponen en riesgo

Los padres de los hermanitos, Joel Ascón (hermano de Eva) y Dilsa Muralles no aparecen, mientras que Eva teme lo peor, puesto que no volvió a hablar con ellos.


Cerca de la vivienda, los bomberos encontraron tres cadáveres irreconocibles de adultos, por lo cual, Eva dice que tramitará pruebas de ADN para identificarlos “lo más pronto posible”. Por el momento, mientras recibe muestras de apoyo y consuelo de familiares y amigos, dice que quiere sepultar a su familia y cerrar ese ciclo doloroso de su vida.

Pocas esperanzas de vida

Socorristas consultados que trabajan en la búsqueda y rescate de víctimas aseguran que “es imposible encontrar a más personas con vida” en San Miguel Los Lotes, por el tiempo que ha transcurrido después del desastre y por la temperatura del material volcánico.

En algunas ocasiones han hallado solo partes de cuerpos o cuerpos que al intentar rescatarlos se despedazan. 

Socorristas luchan por encontrar más cuerpos en en San Miguel Los Lotes. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Lea también: Localizan cadáver de canadiense que estaba perdido en el volcán Acatenango

Bomberos han encontrado escenas dramáticas, que incluyen gallinas, patos y perros muertos entre el lodo y la ceniza, mucha aún humeante, mientras que otros animales domésticos son rescatados por vecinos.

“No me quería ir, sino regresar y no puede hacer nada para salvar a mi familia”, dijo a la agencia de noticias AFP Eufemia García, de 48 años, quien busca a tres hijos, su mamá, sobrinos y hermanos.

Eufemia García llora al enterarse que perdió a toda su familia tras la erupción del Volcán de Fuego, en el caserío San Miguel Los Lotes, Escuintla. (Foto Prensa Libre: AFP)
Varios animales domésticos y mascotas han sido rescatadas en San Miguel Los Lotes. (Foto Prensa Libre: AFP)

García comentó que se salvó porque su esposo la sacó del lugar.

“El volcán ha hecho erupción, pero nunca de ésta manera”, añadió Gustavo Larios, un albañil de 27 años que junto a varios vecinos y con pañuelo en el rostro recorre las calles del caserío en busca de familiares y amigos desaparecidos.

San Miguel Los Lotes, Escuintla, tenía más de 22 años de existir y se calcula que residían al menos 500 familias. Las que sobrevivieron, ahora se preguntan: ¿Qué harán?, puesto que no tiene pertenencias, ni casa, ni siquiera un terreno para construir.

La colonia San Miguel Los Lotes quedó sepultada bajo las cenizas del Volcán de Fuego. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Maquinaria remueve escombros en busca de cadáveres. (Foto Prensa Libre: Álvaro González)

Contenido relacionado

> Cuatro niños sobrevivientes de la tragedia están al resguardo de la PGN
> Volcán de Fuego: ¿Lluvia ácida o sismos? Los expertos responden
> Actividad volcánica mantiene en alerta a países que forman el Cinturón de Fuego del Pacífico