Señalan desinterés de padres de familia para atender a sus hijos desnutridos

Autoridades de Puerto San José, Escuintla, ven con preocupación los casos de desnutrición.

Los integrantes del Comusan comprueban el peso y talla de los menores que visitados en sus casas de Puerto San José, Escuintla. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)
Los integrantes del Comusan comprueban el peso y talla de los menores que visitados en sus casas de Puerto San José, Escuintla. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

En Puerto San José, Escuintla, no solo la pobreza afecta el desarrollo de los niños que sufren desnutrición, sino que también el poco compromiso de muchos padres de familia para dar seguimiento a los tratamientos, aseguran integrantes de la Comisión Municipal de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Comusan).

La Comusan revela que muchos los menores que han identificado continúan siendo alimentados de forma inadecuada y que viven en condiciones con poca higiene, dos aspectos que afectan su nutrición.

Según estadísticas del centro de Salud, en el último sondeo hacho por la Comusan se detectaron 150 casos de desnutrición en niños menores de 5 años, a los que se da seguimiento para verificar que los padres de familia les suministren los medicamentos y vitaminas que se les proporcionan.

También lea: Escuela que fue utilizada como albergue durante tragedia del Volcán de Fuego ahora luce diferente
Griselda Salguero, directora del centro de Salud de Puerto San José, dijo que con los representantes de instituciones gubernamentales que integran el Comusan forman cuadrillas de trabajo para que se le dé seguimiento caso por caso.

“Vamos a las casas de los niños, verificamos que los padres les den los medicamentos y todo lo que se les deja para recuperar a los menores. También se hace un muestreo de peso y talla para verificar si el niño va saliendo del cuadro crítico y se sabe si están siendo atendidos por sus progenitores”, indicó Salguero.

Muchos niños salen del cuadro de desnutrición cuando los padres le dan seguimiento a los tratamientos, aseguran autoridades del Comusan. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Agregó que, para mala fortuna de algunos menores, han encontrado padres que le restan importancia a las recomendaciones que se le da con respecto al suministro de medicamentos y complementos alimenticios.

“La condición económica no es una justificación para no cumplir con una sana alimentación, muchas veces vemos como a los pequeños les dan golosinas y aguas carbonatadas que en nada ayudan para recuperar el peso y talla. La higiene es otra razón que no es justificable”, resaltó Salguero.

Jorge Rizzo, presidente del Comusan y alcalde del municipio, dijo que para algunos barridos han tenido que solicitar apoyo a la Policía Nacional Civil, ya que hay casos donde los padres muestra inconformidad.

También lea: Narcotráfico y política: las poderosas razones por las que funcionarios se involucran en el crimen organizado
“Hay quienes hasta los amenazan, pues los padres piensan que los niños van a ser recogidos por estar en desnutrición, pero si los padres cumplen con las indicaciones y velan por sus hijos nada sucederá”, comentó el jefe edil.

Las autoridades aseguran que, pese a la oposición de algunos padres de familia, las visitas seguirán siendo programadas, pues el único objetivo es contribuir con la buena salud de los niños del municipio.

Le puede interesar:

> Las especies que están en riesgo de desaparecer en Petén por los incendios forestales

> Cámaras captan las maravillas naturales que habitan las selvas peteneras

> Traficantes de especies silvestres acechan a guacamayas y loros

0