Las amenazas que rodean al pinabete, el aromático árbol de Navidad que está en peligro de extinción

Especie es endémica de Guatemala y se teme que la cantidad de hectáreas de bosques naturales estén disminuyendo.

Los bosques naturales de pinabete están expuestos a varias amenazas. (Foto Prensa Libre: EFE)
Los bosques naturales de pinabete están expuestos a varias amenazas. (Foto Prensa Libre: EFE)

Los bosques de las partes altas de Guatemala son el lugar perfecto para el pinabete, una especie única en el mundo y cuyas características la han hecho predilecta para celebrar la Navidad.

Su olor, color y forma son tres aspectos que atraen a muchos guatemaltecos, quienes esperan el fin de año para decorar sus casas con uno de estos árboles o con subproductos de sus ramillas; sin embargo, expertos señalan que todo eso tiene un alto costo para la especie, la cual se encuentra en peligro de extinción.

Sergio Osorio, encargado de Pinabete del Instituto Nacional de Bosques (Inab), señaló que la conservación del pinabete es una tarea complicada, pues hay que enfrentar varios aspectos que limitan la reproducción natural de la especie.

También lea: Fuerte viento derriba árbol y postes cerca de la Embajada de Estados Unidos
Agregó que los últimos estudios sobre pinabete dan cuenta que el país hay unas 25 mil hectáreas de bosques de pinabete; sin embargo, ellos creen que esa cantidad ha disminuido de forma considerable en los últimos 10 años.

Prueba de ello es que este año, las autoridades han decomisado 17 mil 709 ramilla de pinabete, principalmente en mercados de quetzaltenango. El costo monetario de esto es de Q92 mil 972, pero el costo ambiental es incalculable, dijo Érick Alvarado, encargado de Pinabete del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap).

La semilla del pinabete se ubica en las ramillas, por lo que al cortarlas se le restan posibilidades de reproducción. (Foto Prensa Libre: EFE)

Principales amenazas

Talas: durante la temporada navideña aumenta la demanda de pinabete y, según autoridades del Inab, hay muchas personas que prefieren comprar producto ilegal, debido a su bajo costo, por lo que depredadores se internan en los bosques y derriban los árboles.

Venta de ramilla: El corte de ramilla de pinabete para fabricar árboles navideños o coronas es tal vez la amenaza más fuerte para la especie, pues los árboles maduros -de 40 años- producen semilla a cada dos años y el proceso de liberación ocurre de noviembre a enero, por lo que al derramarlos se restan las probabilidades de regeneración del bosque.

Poca germinación: De acuerdo con expertos, solo entre el 15 y 20 por ciento de las semillas de pinabete germina en plantaciones manejadas y luego las plantas deben permanecer durante dos años en un vivero antes de ser trasladadas al campo abierto con la esperanza de que sobrevivan.

Suelos adversos: En las plantaciones naturales de pinabete las semillas se enfrentan a otra amenaza que limita la regeneración de las áreas. Los suelos, pues muchas veces estos están cubiertos de broza y es casi imposible que las semillas germinen por la falta de tierra. De esa cuenta que en una hectárea puede haber entre 100 y 150 plantas.

Pastoreo e incendios: El pastoreo de ganado en bosques naturales también pone en riesgo las plantaciones jóvenes, a lo que se suma la probabilidad de que esas áreas sean afectadas por incendios forestales.

Más de 17 mil ramillas de pinabete han sido decomisadas por las autoridades durante la actual temporada. (Foto Prensa Libre: Cortesía Conap)

Ante esos aspectos, surge la preocupación que conforme avance el tiempo, los bosques de pinabete solo tengan árboles viejos y que al morir no se haya dado el proceso natural de regeneración, por lo que especialistas hacen un llamado a la población para que compre productos autorizados por el Conap e Inab.

“Con el corte de ramillas de pinabete se extrae parte de la vida de los bosques. Si quieren sentir el aroma de la navidad compren sus árboles y coronas en plantaciones y ferias autorizadas, pues con eso estarán contribuyendo con la conservación de la especie”, dijo Alvarado.

También lea: El Vuelo de la Cometa, el programa de liderazgo que empodera a 500 jóvenes guatemaltecos

El pinabete es una especie única en el mundo que se reproduce en las partes altas de Guatemala -entre dos mil 300 y cuatro mil 400 metros sobre el nivel del mar-.  Necesita temperatura de entre 8 y 10 grados características de los bosques de Chimaltenango, Sololá, Totonicapán, Quetzaltenango, San Marcos, Huehuetenango, Zacapa -Sierra de las Minas- y Jalapa.

 

Detalles

  • Abies guatemalensis Rehder es el nombre científico del pinabete
  • El pinabete crece alrededor de 15 a 20 centímetros por año
  • Los árboles armados con ramillas de pinabete son ilegales y es un delito penado por la Ley de Áreas Protegidas 4-89
  • Cortar, transportar y comercializar ramilla de pinabete es penado con prisión de 5 a 10 años o multa de Q10 mil a Q20 mil
  • Cuando compre un árbol de Navidad asegúrese que no tengan ramillas clavadas, amarradas con alambre o tachuelas, pues son ilegales
  • El marchamo blanco es para árboles navideño y negros para subproductos como corona

Le puede interesar:

Inician trabajos de construcción en paso a desnivel Cuatro Caminos

El sábado 18 de mayo comienzan los desvíos por construcción de paso a desnivel Cuatro Caminos

Vehículo pierde el control en Cuatro Caminos zona 16