Preocupa seguridad en la Usac por celebración de Huelga de Dolores

Con la celebración de la Huelga de Dolores de la Universidad de San Carlos de Guatemala se realizan varias actividades en el Campus Central, por lo que la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) ha pedido más monitoreo y estrategias a la policía interna para evitar hechos delincuenciales.

Durante la celebración de la Huelga de Dolores en la Usac ingresan personas que no son estudiantes y que cometen ilícitos, recalcan autoridades universitarias.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Durante la celebración de la Huelga de Dolores en la Usac ingresan personas que no son estudiantes y que cometen ilícitos, recalcan autoridades universitarias.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Lenina García, secretaria General de la AEU, indicó que durante las actividades que se realizan en esa casa de estudios ingresan personas que no son estudiantes universitarios y muchos llegan a cometer asaltos.

“No podemos pedir más policías porque sabemos que no hay más personal, pero sí pediremos que se haga un plan de seguridad o más rondas dentro de la universidad para evitar que se produzca algún robo”, precisó.

A pesar de que durante 2018 se invirtió Q1 millón en la instalación de luminarias led en el campus central para mejorar la visibilidad en áreas oscuras, algunos estudiantes, especialmente las mujeres, dicen sentirse inseguras y temen ser víctimas de un asalto en determinados sectores.

“Sí se necesita más seguridad incluso en el día, he sabido de compañeros a los que les han abierto el carro y se roban los radios cuando los dejan en el bulevar principal que rodea la universidad”, dijo Marcela Godoy, estudiante de Arquitectura.

“Debería haber más seguridad en las actividades de la Huelga porque hacen conciertos y declaratorias en los edificios y entra gente desconocida, ya en la noche aprovechan para robar motos o carros”, asegura Sergio Contreras, estudiante de Derecho.

“Son actividades bonitas a las que suelo venir, pero lo malo es que a veces por el consumo de licor se originan peleas y no hay mayor autoridad que las controle”, lamentó Doris Rosales, estudiante de Psicología.

Los casos

El 22 de febrero último los Bomberos Municipales reportaron que un estudiante se disparó accidentalmente en el fémur derecho, cuándo bebía licor en el parqueo de la Facultad de Agronomía. Otros estudiantes denunciaron públicamente que antes del incidente varios de los que ingerían licor hacían disparos al aire.

 

El área donde se encuentran los edificios S10 y S11 no es muy concurrida durante el día. (Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Uno de ellos ‘cerrojeó’ su arma y se pegó un balazo en la pierna”, dijo un testigo, quien se lamentó que todos los viernes se armen grupos para beber licor dentro de las instalaciones de la universidad.

El 13 de febrero último, una joven universitaria denunció en las redes sociales que a eso de las 8.30 horas frente al estadio Revolución tres hombres se le acercaron y luego de robarle sus pertenencias la metieron por la fuerza a un vehículo donde intentaron abusar de ella, pero logró escapar.

Días después, la Usac publicó el supuesto video de la agresión, el cual quedó grabado en una cámara de seguridad, aunque no concuerda con los hechos que narró la víctima, por lo que se sospecha que se trató de otro atraco, hasta el momento no se ha reportado ninguna captura.

Desde el año pasado

El 23 de febrero de 2018 la estudiante Luz Barrera fue agredida sexualmente por dos individuos cerca de la entrada a la Universidad por el Anillo Periférico.

“Fui víctima de la violencia que impera en el país. Varias personas me dijeron que me fuera del edificio S-2 y no hice caso. Cuando me dirigía a tomar el bus, a una cuadra de la gasolinera, dos hombres me tomaron del pelo y me dijeron que me hincara”, escribió Barrera en redes sociales.

La estudiante interpuso la denuncia en el Ministerio Público (MP) y publicó fotografías de los vejámenes sufridos aquella noche.

Un día después sucedió otro acto de violencia. Una estudiante de la Escuela de Ciencias de la Comunicación fue golpeada afuera del campus.

Comienzo

La serie de ataques empezó el 23 de septiembre de 2018. El Movimiento Voz Estudiantil Renovada denunció en redes sociales que “intentaron agredir sexualmente” a una estudiante en la Facultad de Ciencias Económicas.

Esta vez, el hecho ocurrió en los sanitarios del edificio S-6. El atacante fue un hombre con sudadero rojo, pantalón beige y guantes, quien intentó violar a la joven que gritó y fue auxiliada por un compañero.

El robo de motocicletas es algo que según los estudiantes no se ha podido controlar.(Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La noche del 29 de septiembre de ese mismo año, los estudiantes Carlos Rojas, Cecilia Ríos y Lenín Gómez fueron agredidos, aparentemente por integrantes del Subcomité de Huelga de Dolores de la Facultad de Derecho.

Los jóvenes universitarios fueron vapuleados en el parqueo del edificio S-12, cuando regresaban de la Rectoría.

El 16 febrero de 2018 fue atacado a balazos un autobús en la salida del campus por el Anillo Periférico, y resultaron heridos tres estudiantes.

  • 71 guardias resguardan la Usac en diferentes turnos.
  •  40 mil agentes tiene la PNC, aunque los efectivos policiales solo pueden resguardar los alrededores de la Usac.

Contenido relacionado:

> Santa Isabel, una cantera de futbolistas de Villa Nueva, está agobiada por la violencia en sus canchas

> En solo cuatro días, violencia en transporte público deja esta cantidad de muertos y heridos

> Sectores esperan un proceso electoral transparente y sin violencia

 

0