Hospital San Juan de Dios no adjudica contrato para instalar elevadores

Las actividades médicas, el traslado de pacientes, alimentos, ropa y desechos seguirán siendo un calvario para los trabajadores del Hospital San Juan de Dios, debido  a que la adquisición de los 13 elevadores que estaba prevista para el próximo mes fue aplazada este jueves. Actualmente, funcionan cuatro elevadores.

Entre 3 y 5 minutos deben esperar para que un ascensor llegue al primer nivel del hospital. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Entre 3 y 5 minutos deben esperar para que un ascensor llegue al primer nivel del hospital. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Ingrid Valenzuela, encargada de proyectos del Hospital San Juan de Dios, dijo que la junta licitadora del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social tomó la decisión de no adjudicar el proyecto de adquisición, instalación y puesta en funcionamiento de 13 elevadores.

“El pasado 8 de junio, la junta licitadora, integrada por Olivio Dueñas Juarez, Juan Antonio Ávila Barillas y Maynor Ramírez Ambrocio, resolvió suspender el proceso porque no hay precios de referencia como lo establece el artículo 8 de la Ley de Compras y Contrataciones del Estado”, indicó Valenzuela.

Manifestó que el pasado 2 de junio, la junta recibió las ofertas de la Empresa Mercantil Técnicos Globales por Q16 millones 800 mil y de Ingeniería Universal Sociedad Anónima por Q11 millones 817 mil.

Valenzuela indicó que tal y como establece el artículo 8 de la Ley de Compras y Contrataciones del Estado, la dirección ejecutiva del centro asistencial realizó las gestiones para obtener los precios de referencia en el Instituto Nacional de Estadística (INE).

“El 28 de abril se envió el oficio 595-2017 donde se le solicitó al gerente del INE proporcionar los precios de referencia registrados en esta institución para la adquisición, instalación y puesta en funcionamiento de 13 elevadores en el hospital, pero fue hasta el 9 de mayo cuando a través de un oficio que el subgerente técnico del INE informó que en ese momento no podían atender lo solicitado por desconocer las Reformas al Reglamento de la Ley”.

El 22 de mayo, el hospital solicitó cotizaciones vía correo electrónico a varias empresas, con el fin de obtener los precios de referencia.

“Luego de esas acciones, el 31 de mayo el analista del hospital asistió a una reunión con personero del INE y del departamento de adquisiciones de mantenimiento del Ministerio de Salud con el fin de buscar una solución, pero la orientación que le dieron al analista fue que saliera a buscar personalmente cotizaciones para poder obtener el precio de referencia”, explicó.

Finalmente se buscó en el portal de Guatecompras precios de otros instituciones que  conforman la administración central, entidades descentralizadas, autónomas y de seguridad social pero no contaban con información sobre eventos similares, por lo que se certificó que no existe precio de referencia.

Nuevo evento

Valenzuela manifestó que ahora lo que procede es solicitar apoyo al departamento de adquisiciones de la cartera de Salud Pública e iniciar un nuevo evento de licitación que puede llevar hasta  seis meses.

“Lamentamos la situación, pues la adquisición de los elevadores son necesarios e importantes para para evitar que los trabajadores sigan trasladando pacientes y trasportando alimentos y ropa de lavandería por las rampas”, expresó. 

Antecedentes

El edificio del Hospital empezó a funcionar en 1981, una edificación en cuya planificación se incluyó la instalación de 13 ascensores que de forma ágil pudiera trasladar a los médicos y pacientes a cualquiera de los seis pisos del inmueble, para satisfacer las necesidades del centro asistencial.

Desde su construcción, luego del terremoto de 1976, el sistema de elevadores no se han renovado, al punto que ahora, 36 años después, solo funcionan cuatro de una forma limitada. El resto lleva muchos años sin abrir sus puertas y se encuentran inservibles.

El edificio, que alberga a tres mil 500 trabajadores, cuenta con áreas de rampa donde se hace la mayoría de traslados de pacientes en camillas, carros con comida, equipo médico, y transporte de ropa.

Cada ascensor tarda entre tres y cinco minutos en llegar del primero al sexto piso.

Informe cincunstanciado